EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El telescopio espacial Roman de la NASA dará una cantidad de datos del universo sin precedentes

El telescopio espacial Roman dará datos que pondrán a prueba la ley de la relatividad de Einstein
El telescopio espacial Roman dará datos que pondrán a prueba la ley de la relatividad de Einstein Derechos de autor Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA
Derechos de autor Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA
Por Luke HurstEuronews en español
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Este proyecto de la NASA en el que colabora la Agencia Espacial Europea conseguirá reunir datos de miles de millones de galaxias para crear "un modelo 3D del universo".Podrá sacar una imagen de toda la galaxia en una sola toma".

PUBLICIDAD

Mientras el telescopio espacial de la NASA James Webbsigue revelando la belleza y el misterio del cosmos desde que emitió sus primeras imágenes en julio del año pasado, la misión para desplegar su sucesor ya está en marcha.

El telescopio espacial Nancy Grace Roman será el próximo que se lanzará tras el JamesWebb, que a su vez fue precedido por el Hubble, aún en activo.

El lanzamiento del Roman marcará "el comienzo de una nueva era para la astronomía", asegura a Euronews Next uno de los científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) que trabaja en el proyecto. Reunirá más datos que cualquier otra misión de la NASA lanzada hasta ahora e intentará responder a algunas de las grandes cuestiones de la astrofísica.

Su lanzamiento está previsto para 2027 como tarde. Será capaz de captar "una visión más panorámica del universo y permitir estudios más estadísticos", explicaba Marco Sirianni, director de desarrollo de operaciones científicas de la ESA, que trabaja con la NASA en esta iniciativa.

Aunque se trata de una misión dirigida por la NASA, la ESA aporta parte de la tecnología y los conocimientos técnicos, a cambio del acceso a la cantidad de datos sin precedentes que proporcionará.

Echamos una mirada a lo que se espera de este gran telescopio espacial.

¿En qué se diferenciará Roman del Hubble y el James Webb?

Mientras el Hubble y el Webb son extremadamente buenos para acercarse y obtener una visión detallada de pequeñas partes del espacio, el Roman va a tener un campo de visión mucho más amplio.

Será capaz de crear imágenes infrarrojas 200 veces mayores que las del Hubble, proporcionando el mismo rico nivel de detalle con un espejo del mismo tamaño, 2,4 metros de diámetro.

Space Telescope Science Institute Office of Public Outreach/Public
Imagen captada por el telescopio espacial James Webb de la estrella Wolf-Rayet 124, en junio del año pasadoSpace Telescope Science Institute Office of Public Outreach/Public

Por lo que aunque será capaz de producir imágenes "exquisitas" a las que nos tienen acostumbrados el Hubble y el Webb, "va a ser principalmente un telescopio dedicado a la investigación", explica Sirianni.

"Para buscar la población estelar en una galaxia cercana, que es muy grande para el campo de visión del Hubble, tenemos que unir y hacer mosaicos con planos muy diferentes. Con Roman, podemos sacar una imagen de toda la galaxia en una sola toma".

Por ejemplo, un "mosaico" reciente de nuestra galaxia vecina**, Andrómeda, se obtuvo a partir de cuatrocientas imágenes individuales sacadas por el Hubble. Roman será capaz de pintar el mismo vasto cuadro con el mismo nivel de detalle con sólo dos imágenes**. Y contar con estas imágenes mucho más grandes significa que se podrá recopilar una cantidad de datos sin precedentes.

"Solo para hacerse una idea, en treinta años de funcionamiento del Hubble hemos recogido unos 170 terabytes de datos", decía Sirianni. "Para Webb, esperamos tener en cinco años 1 000 terabytes. Y para los cinco años de vida nominal de Roman esperamos tener 20 000 terabytes". 

En última instancia, conseguirá reunir datos de miles de millones de galaxias para crear "un modelo 3D del universo".

Resolviendo los misterios del universo

Con esta vista panorámica del universo, la NASA y sus socios esperan poder responder a algunas de las mayores preguntas que se plantea la astrofísica.

Uno de los objetivos es poner a prueba la teoría de la relatividad de Albert Einstein, que está muy  contrastada a la escala de nuestro sistema solar, pero no tanto a escalas cosmológicas mayores.

Según esta teoría, la materia visible del universo debería ralentizar la expansión de este, por lo que los científicos atribuyen la velocidad de expansión del universo a un misterioso componente -la energía oscura- que creen constituye aproximadamente el 68% del universo.

Roman nos proporcionará datos que permitirán medir con precisión la posición y la distancia de millones de galaxias. También nos ayudará a comprender el ritmo de expansión del universo en distintas zonas.

Al final, los resultados nos dirán si la teoría de la relatividad de Einstein necesita modificarse.

PUBLICIDAD

Censo de exoplanetas

Otro de los grandes objetivos de Roman es detectar miles de nuevos exoplanetas dentro de nuestra galaxia, empleando una técnica llamada microlente gravitacional.

"Si dos estrellas se alinean entre sí, la que está delante distorsionará y magnificará la luz de la estrella que está detrás. Y si la estrella en primer plano tiene un planeta, veremos el impacto de ese planeta en la luz de la estrella situada detrás", comenta Sirianni. "Dado que Roman captará miles de millones de estrellas, proporcionará un "censo muy bueno de cuántas estrellas tienen exoplanetas", añade.

No solo detectará nuevos exoplanetas, Roman también llevará un segundo e importante instrumento llamado  coronógrafo, cuyo objetivo es obtener imágenes de exoplanetas cercanos a su estrella madre. "Se trata de una técnica muy difícil, ya que hay que suprimir la luz de la estrella, que es varios órdenes de magnitud más brillante que los objetos que se quieren estudiar, los planetas cercanos", aclara Sirianni.

El coronógrafo del Roman intentará captar directamente grandes planetas similares a Júpiter, realizando correcciones sobre la marcha para mejorar la calidad de la imagen.

Será un instrumento de demostración y, si prueba que funciona, creará la base de la tecnología que se utilizará en futuros observatorios espaciales que tratarán de obtener imágenes directas de planetas similares a la Tierra en la zona habitable de su estrella madre.

PUBLICIDAD

La contribución de la ESA al Roman

La Agencia Espacial Europea aporta tres tecnologías clave a la misión a cambio de acceso a los datos y un asiento de primera fila  durante la misión.

La ESA proporcionará "rastreadores estelares", pequeños telescopios instalados en la nave que determinan constantemente su posición en el cielo mediante el seguimiento de las estrellas. También baterías para ayudar a suministrar energía a la nave antes del despliegue de sus paneles solares y detectores para el coronógrafo a bordo.

Por cierto, este verano la ESA lanzará una misión propia para medir la expansión del universo y revelar más datos sobre la energía oscura.

El telescopio espacial Euclid recopilará la información que luego complementará los datos recogidos por Roman. Al igual que la contribución de la ESA a Roman, la NASA también está haciendo pequeñas aportaciones a la misión Euclid.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La NASA anuncia este lunes la tripulación de la misión Artemis II que viajará a la Luna

Una nave china aterriza en la cara oculta de la Luna: Se retoma la carrera espacial

El campo magnético del Sol podría originarse cerca de la superficie, según los expertos