EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Esta start-up estadounidense está a punto de iniciar los vuelos de prueba de su prototipo de "coche volador"

Imagen del prototipo de coche volador Modelo A de Alef Aeronautics.
Imagen del prototipo de coche volador Modelo A de Alef Aeronautics. Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Euronews and AP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Alef Aeronautics afirma que su coche volador Modelo A tendrá una autonomía de conducción de unos 320 km y de vuelo de más de 160 km. Pero aún no ha despegado del todo.

PUBLICIDAD

La innovación humana nos ha llevado al espacio y nos ha dado maravillas como Internet y la inteligencia artificial (IA), pero en 2023 los coches voladores seguirán siendo, en gran medida, ciencia ficción.

Sin embargo, la start-up estadounidense Alef Aeronautics espera que el año que viene el panorama sea distinto.

La empresa californiana presentó su prototipo de coche volador Model A en el Salón del Automóvil de Detroit, al tiempo que confirmaba que la Administración Federal de Aviación había autorizado los vuelos de prueba de la nave. Hasta ahora, la empresa no ha hecho volar el vehículo ni ha publicado imágenes del coche en vuelo.

El Model A tiene dos hélices en la parte delantera y trasera del coche que le permitirán ejecutar despegues y aterrizajes verticales.

Según Alef, el vehículo eléctrico debería tener una autonomía de conducción de unos 320 km y de vuelo de más de 160 km.

"La idea es que tengas el lado derecho del coche y el izquierdo con la forma real del ala, la forma real del ala que te va a empujar hacia arriba. Así, cuando subes, todo lo que tienes que hacer es girar 90 grados", explicó Jim Dukhovny, director General de Alef Aeronautics.

Dependiendo del resultado de las pruebas de vuelo, Alef espera tener su producto en el mercado en 2025, con un precio de venta al público de 280.000 euros.

Pero la empresa, que cuenta con SpaceX de Elon Musk entre sus patrocinadores financieros, tendrá que superar una serie de obstáculos reglamentarios antes de que su coche volador despegue.

En primer lugar, necesitará la aprobación de la National Highway Traffic Safety Administration.

"Todo lleva su tiempo. Es muy complicado. Tenemos que hacer suficientes vuelos de prueba para asegurarnos de que es seguro. En segundo lugar, queremos causar una buena primera impresión. Así que llevamos ocho, en realidad siete años, en modo sigilo", explica Dukhovny.

Taxis aéreos

El Modelo A de Alef es sólo uno de los numerosos prototipos de taxis y coches aéreos que se están desarrollando en todo el mundo.

Se espera que la empresa alemana Volocopter transporte pasajeros durante los Juegos Olímpicos de París el próximo verano a bordo de sus taxis eVTOL, a la espera de recibir todas las certificaciones y autorizaciones a principios de 2024.

Nos enfrentamos a muchos retos. Creo que estamos preparados para afrontar los retos de ingeniería. Tenemos desafíos normativos que son más difíciles porque implican a gobiernos e industrias. Y en todos ellos también hay negociaciones transfronterizas
Carlos Cesnik
Catedrático de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de Michigan,

Aun así, los expertos advierten de que la era de los coches voladores eléctricos surcando nuestros cielos está muy lejos.

Carlos Cesnik, catedrático de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de Michigan, afirma que, en lo que respecta a los coches voladores, aún estamos en la época de "aquellos magníficos hombres en sus máquinas voladoras" de principios del siglo pasado.

"Imaginemos el comienzo de la aviación tal y como la conocemos y esos conceptos tan extraños que vimos a principios del siglo XX", explica.

"Creo que ahora estamos en esa época. Vamos a ver cómo evolucionan estos conceptos, la redundancia en ellos, los multirrotores, el coste de la operación tiene que ser mucho menor que el de las operaciones normales de helicópteros para que sean realmente viables y cumplan realmente la visión que tenemos de llevar estas diferentes formas de movilidad urbana a las grandes ciudades", añadió.

Aunque los organismos públicos están aprobando pruebas de vuelo de los eVTOL y otros prototipos de coches voladores, la falta de infraestructuras y de un marco normativo impide su plena implantación.

Los taxis aéreos tardarán aún más, según Cesnik, porque requerirán un nivel de seguridad mucho más alto y los costes, de momento, son prohibitivos.

PUBLICIDAD

"Nos enfrentamos a muchos retos. Creo que estamos preparados para afrontar los retos de ingeniería. Tenemos desafíos normativos que son más difíciles porque implican a gobiernos e industrias. Y en todos ellos también hay negociaciones transfronterizas", afirmó Cesnik.

Para saber más sobre esta historia, vea el vídeo en el reproductor multimedia de arriba.

Editor de vídeo • Aisling Ní Chúláin

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Llega a Europa la revolución del transporte con el 'hyperloop' y el coche volador

Así serán los coches del futuro: voladores y "como los de ciencia ficción"

¿Cuáles son los beneficios económicos de las ciudades sin coches?