EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El sector tecnológico israelí, en pie de guerra: el personal llamado a filas y los inversores se preparan para el conflicto

 Vista de una parte de la fachada del "edificio inteligente" del fabricante de chips estadounidense Intel Corp en Petah Tikva, cerca de Tel Aviv (Israel).
Vista de una parte de la fachada del "edificio inteligente" del fabricante de chips estadounidense Intel Corp en Petah Tikva, cerca de Tel Aviv (Israel). Derechos de autor Amir Cohen/Reuters
Derechos de autor Amir Cohen/Reuters
Por Reuters
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Israel es el segundo mayor ecosistema tecnológico fuera de Silicon Valley, con una quinta parte del PIB. Ahora la guerra supone una gran perturbación.

PUBLICIDAD

Se espera que las empresas tecnológicas que operan en Israel refuercen su seguridad, ya que podrían sufrir interrupciones, según los inversores y analistas, cuando el ejército israelí pasó a una posición de guerra que puede incluir una invasión a gran escala de la Franja de Gaza.

Hombres armados de Hamás mataron en Gaza a cientos de israelíes y secuestraron a un número indeterminado de personas, reavivando el conflicto en la región.

Las industrias de alta tecnología han sido durante unas décadas el sector que más ha crecido en Israel y crucial en la economía israelí, representando el 14% de los puestos de trabajo y casi una quinta parte del producto interior bruto (PIB).

Los precios de las acciones y los bonos israelíes cayeron el lunes, después de que hombres armados del grupo palestino Hamás arrasaran ciudades israelíes el sábado.

Las milicias también lanzaron miles de cohetes contra Israel en un ataque sorpresa. Algunos cohetes llegaron hasta Tel Aviv, lo que obligó a las compañías aéreas a suspender sus vuelos.

 Israel respondió con ataques aéreos contra objetivos de Hamás en Gaza, y cientos de personas han muerto.

"Se trata de una enorme perturbación de la normalidad", afirmó Jack Ablin, director de inversiones y socio fundador de Cresset Wealth Advisors. A su juicio, a corto plazo podrían desviarse recursos si el conflicto se extiende, por ejemplo llamando al personal de las empresas tecnológicas como reservistas militares.

Personal técnico llamado a filas

Israel ya ha anunciado que llamará a filas a un número sin precedentes de 300.000 reservistas, muchos de los cuales podrían proceder de empresas tecnológicas con sede en Estados Unidos.

"Nos estamos preparando para que esto lleve un tiempo", dijo Noam Schwartz, fundador y director ejecutivo de ActiveFence, una empresa tecnológica de origen israelí especializada en amenazas en Internet con sedes en Nueva York y Tel Aviv.

Cuando a un país le cogen literalmente desprevenido, lo primero que mira -además de los problemas obvios de inteligencia- es qué se ha pasado por alto en los sistemas de seguridad
Quincy Krosby
Jefe de estrategia global, LPL Financial

Su empresa seguirá atendiendo a sus clientes durante el conflicto, dijo, aunque espera regresar a Israel para cumplir su servicio militar.

"Tenemos suficiente personal en todo el mundo para asegurarnos de que todo está bajo control".

Quincy Krosby, estratega jefe global de LPL Financial en Charlotte (Carolina del Norte), afirmó que probablemente se hará un "tremendo esfuerzo" para proteger de ataques las instalaciones físicas de las empresas con sede en Israel, ya que parte del gasto en tecnología está vinculado al ejército.

Las acciones de las empresas tecnológicas estadounidenses cayeron en su mayoría, incluidas las de las grandes empresas con sede en Israel.

Un portavoz del fabricante de chips Intel, el mayor empleador y exportador privado de Israel, declaró que la empresa estaba "siguiendo de cerca la situación en Israel y tomando medidas para salvaguardar y apoyar a nuestros trabajadores".

El portavoz declinó decir si la producción de chips se había visto afectada por la situación. Las acciones de Intel cayeron un 0,5% el lunes.

PUBLICIDAD

Nvidia, el mayor fabricante mundial de chips utilizados para inteligencia artificial y gráficos por ordenador, dijo que había cancelado una cumbre sobre inteligencia artificial programada para Tel Aviv la próxima semana, en la que iba a intervenir su consejero delegado, Jensen Huang.

Tower Semiconductor, con sede en Israel, que suministra a sus clientes semiconductores analógicos y de señal mixta, principalmente para los sectores de la automoción y el consumo, dijo que operaba con normalidad. Sus acciones, que cotizan en Nueva York, cayeron un 4,9%.

Otros gigantes tecnológicos, Meta Platforms, Alphabet y Apple, no hicieron comentarios ante los hechos; Microsoft, tampoco.

El sector tecnológico israelí ya se enfrentaba a una ralentización en 2023, agravada por los conflictos políticos internos y las protestas. Un número creciente de startups tecnológicas israelíes se han ido incorporando en Estados Unidos.

PUBLICIDAD

El gasto militar impulsa el sector de la IA

El sector tecnológico israelí se remonta a 1974, cuando Intel estableció su presencia, pero la escena de las start-ups despegó en la década de 1990, ganándose la reputación de ser el segundo mayor centro tecnológico del mundo fuera de Silicon Valley, con miles de empresas y desarrollando un importante ecosistema.

Hoy operan en Israel 500 multinacionales -principalmente centros de investigación y desarrollo tras comprar start-ups israelíes-, desde Intel a IBM, Apple, Microsoft, Google y Facebook.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, declaró en junio que Intel tenía previsto invertir 25.000 millones de dólares (23.600 millones de euros) en una nueva fábrica en la ciudad meridional de Kiryat Gat, a unos 42 km de Gaza.

Se trata de la mayor inversión internacional jamás realizada en el país, que podría dar empleo a miles de personas y se sumaría a sus plantas de chips y centros de diseño.

PUBLICIDAD

A largo plazo, el sector de la tecnología y la inteligencia artificial, en el que Israel ha sido líder, podría experimentar un aumento de la inversión debido a su estrecha relación con el gasto militar, según Krosby, de LPL.

"Es probable que aumente la inversión en inteligencia artificial", afirma Krosby.

"Cuando a un país le cogen literalmente desprevenido, lo primero que mira -además de los problemas obvios de inteligencia- es qué se ha pasado por alto en los sistemas de seguridad".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los científicos descubren pruebas de que ser vegetariano puede estar escrito en los genes

La Comisión Europea niega ser responsable de la masiva interrupción informática de Microsoft

Microsoft culpa a la Unión Europea del peor fallo informático del mundo