La nave espacial Ax-3 se acopla a la EEI, la misión la lidera el hispanoestadounidense López Alegría

Imagen de los integrantes en la misión
Imagen de los integrantes en la misión Derechos de autor Ministerio de Defensa italiano.
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La misión de poner en órbita un equipo internacional en la Estación Espacial Internacional, dirigida por el astronauta López Alegría fue un éxito. El coronel de la Fuerza Aérea italiana Villadei, piloto de la nave espacial Crew Dragon Freedom, dirigirá numerosos experimentos en la estación espacial.

PUBLICIDAD

La cápsula Dragon de la misión espacial Ax-3 se acopló a la Estación Espacial Internacional (EEI) a las 11:42 hora española del sábado 20 de enero, abriendo la escotilla poco menos de dos horas después.

En el equipo internacional figura como piloto el coronel de las Fuerzas Aéreas italianas Walter Villadei, que es el octavo italiano que se pone en órbita. Junto con el Coronel Villadei, han comandado la misión el sueco Marcus Wandt, de la Agencia Espacial Europea, el primer turco de la Iss, Alper Gezeravci, y el astronauta de origen españolMichael López-Alegría, de Axiom Space. 

Se trata de la primera misión comercial de Europa. La nave lanzada desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida a las 22:49 horas del viernes en un cohete Falcon 9 de la compañía privada de exploración espacial SpaceX, fundada por Elon Musk. Ahora hay 11 astronautas y cosmonautas de siete nacionalidades en la Estación Espacial Internacional.

Crosetto: "La participación activa de Italia en la misión

"El acoplamiento de la nave Crew Dragon a la Estación Espacial Internacional marca el inicio de la fase operativa de la misión Ax-3, durante la cual se llevarán a cabo importantes experimentos por parte del coronel Villadei y sus compañeros. Les deseo a todos una agradable estancia a bordo y un buen trabajo". Así se expresaba el Ministro de Defensa, Guido Crosetto, en una nota difundida a la prensa. "Defensa ha participado activamente en el proyecto y en la realización de la misión con la intención de aprovechar las oportunidades de desarrollo que ofrece la Nueva Economía Espacial, estimulando un nuevo modelo de coordinación público-privada, que permita a las industrias italianas desempeñar un papel relevante en un sector con un alto nivel de 'know-how', incrementando las competencias científicas, tecnológicas y operativas vinculadas a las actividades humanas en el Espacio", afirmó el ministro.

Villadei dirigirá 13 proyectos para Italia

En la EEI se llevarán a cabo numerosos experimentos, de los cuales 13 proyectos italianos serán coordinados por el coronel Villadei. De gran importancia será la experimentación sobre el seguimiento de los objetos espaciales que reingresan en la atmósfera y las posibles colisiones entre objetos artificiales en órbita activa (EEI, satélites de comunicaciones, etc.) y basura espacial. Además, la estancia de dos semanas en condiciones de microgravedad permitirá probar y verificar los efectos fisiológicos de los vuelos espaciales en los seres humanos, para comprender sus cambios biológicos y psicológicos, explica Defensa.

Villadei: "Un contexto internacional extraordinario

"Gracias a Italia en su conjunto, gracias al Ejército del Aire, pero también a todas las instituciones que han aportado ciencia a esta misión, en este extraordinario contexto de colaboración internacional. Durante quince días estaremos aquí colaborando y trabajando con esta extraordinaria tripulación internacional", declaró el coronel Villadei cuando el equipo de Ax-3 se reunió con los astronautas a bordo del Iss tras la apertura de la escotilla.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Psicólogos en el espacio o la monitorización de la salud a través de un 'selfie': el futuro de la IA

La NASA envía un vídeo de un gato desde el espacio profundo en 101 segundos

Alimentos para una misión a Marte: Esta empresa finlandesa quiere alimentar a los astronautas con proteínas procedentes de microbios