Naufragios y submarinismo: ¿Cuáles son los mejores lugares para bucear en Turquía?

Los buceadores pueden explorar pecios históricos en el Parque Submarino Histórico de Galípoli de Çanakkale.
Los buceadores pueden explorar pecios históricos en el Parque Submarino Histórico de Galípoli de Çanakkale. Derechos de autor GoTürkiye
Por Euronews
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button

Desde naufragios históricos a arrecifes repletos de vida salvaje, los tesoros de las profundidades de Turquía la convierten en un paraíso para los submarinistas.

PUBLICIDAD

Desde naufragios a ciudades hundidas, son los tesoros de las profundidades de Turquía los que hacen del litoral del país el lugar de ocio submarino perfecto para los submarinistas.

Turquía se encuentra en la intersección de antiguas culturas y rutas comerciales marítimas, que han dejado su huella bajo el agua. Si a esto le añadimos cientos de puntos de inmersión y escuelas de buceo profesionales en todas sus costas, un rico ecosistema submarino de vida marina y arrecifes de coral, aguas cristalinas y temperaturas cálidas, los buceadores tienen mucho donde elegir.

Bajo el paraguas del proyecto Inventario de Naufragios, se están llevando a cabo numerosos estudios para preservar los bienes culturales subacuáticos de Turquía y abrir los pecios al turismo de buceo. El Parque Histórico Submarino de Galípoli, en Çanakkale, es una de esas rutas, donde los submarinistas pueden explorar restos históricos como el dragaminas británico de la I Guerra Mundial HMS Lundy o el buque de vapor británico de pasajeros del siglo XIX SS Milo.

Ali Eyüpoğlu, profesor de educación física e instructor de buceo, tiene un barco y un centro de buceo en Çanakkale. Para él, el atractivo de Turquía para los submarinistas es evidente: "La costa es abundante y ha acogido a varias civilizaciones. Las características de nuestra arqueología subacuática son óptimas, y Turquía es uno de los países más destacados del mundo tanto en el ámbito académico como en el de las excavaciones e investigaciones subacuáticas".

Las aguas del "pez volador"

Eyüpoğlu afirma que Çanakkale, donde la temporada de buceo dura de mayo a diciembre, es un buen ejemplo de lo que ofrece Turquía. "Çanakkale ha albergado a civilizaciones antiguas a lo largo de su historia. Hoy es el centro de atención de los submarinistas que quieren ver los pecios de la Primera Guerra Mundial. Es la única región del mundo que cuenta con un parque nacional submarino".

Si prefiere sumergirse de forma relajada en lugar de aprender, la Bahía del Acuario de Fethiye hace honor a su nombre, ya que es famosa por la diversidad de su vida marina: los submarinistas se encontrarán cara a cara con pulpos y morenas mediterráneas. Es un buen lugar tanto para principiantes como para buceadores experimentados.

Canva
Los submarinistas pueden zambullirse en las cristalinas aguas azules de Gökova, que significa "azul cielo" en turco.Canva

O dirigirse a las cálidas aguas de Datça. Virgen y bien conservada, está considerada uno de los lugares de buceo más bellos del país, así como uno de los de mayor biodiversidad, y con algunos de los habitantes más amistosos: los delfines.

Mientras tanto, en Gökova -que se traduce como "azul celeste"- podrá entablar amistad con focas monje del Mediterráneo, o con un atún de 10 kilos... las aguas aquí son famosamente azules, y bien conocidas por submarinistas de todo el mundo.

El Gran Arrecife de Bodrum, en la costa del Egeo, rebosa de vida acuática: arrecifes de coral, estrellas de mar, erizos, esponjas, pulpos y bancos de peces. Y sus aguas cristalinas son perfectas para contemplarlos, sobre todo si se sale temprano por la mañana.

El arrecife alberga 20 puntos de inmersión con una profundidad de hasta 30 metros. Mientras tanto, en la misma costa de Kuşadası no hay corrientes y la claridad es excelente, lo que permite incluso a los principiantes bucear a gran profundidad para contemplar las espectaculares formaciones rocosas submarinas.

Para una inmersión más aventurera y desafiante, Uçan Balık, en Kas, atraerá a los más experimentados. Su nombre, que se traduce como "pez volador", procede de los restos de un torpedero italiano que se encuentran en su fondo marino, y también rinde homenaje a los peces depredadores que se pueden encontrar allí, como dentones, meros, barracudas y medregales.

Canva
Es frecuente ver anguilas mediterráneas en muchos de los puntos de inmersión de la costa de Turquía.Canva

Arrecifes y ruinas

Marmaris, en cambio, es una atracción para el público, apta para todos los niveles de experiencia de buceo y con más de 50 puntos de inmersión, que contienen arrecifes, pecios y ruinas antiguas. La bahía de Kadirga destaca sobre todo por su excelente visibilidad.

A 15 metros de profundidad, los buceadores pueden acercarse a los restos de un barco griego, así como a algunas morenas. Los buceadores inexpertos disfrutarán de las tranquilas aguas de Kalkan en la bahía de Kalamar, aunque tranquilas no significa silenciosas, ya que sus aguas claras y cristalinas están repletas de barracudas, pulpos e incluso tortugas marinas.

El cañón submarino de Kaş figura regularmente en la lista de los mejores lugares de buceo del mundo. Situado en el corazón de la Riviera Turca, cuenta con 21 puntos de inmersión. Entre ellos, Uçanbalık es imprescindible (aunque más adecuado para buceadores experimentados, con una profundidad de entre 55 y 71 metros) por la conmovedora visión de los restos de un bombardero italiano Savoia-Marchetti SM79 que fue derribado mientras bombardeaba Meis durante la Segunda Guerra Mundial.

Otros dos pecios hallados cerca de Kaş datan de mucho antes: los de Cabo Gelidonya y Uluburun se cuentan entre los más antiguos del Mediterráneo, y lo que queda de ellos se expone ahora en tierra firme en el Museo de Arqueología Subacuática de Bodrum.

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

México | Náufrago pisa tierra firme tras tres meses perdido en alta mar

Los expatriados hablan: estos son los mejores y peores países de Europa para vivir y trabajar

Bruselas quiere incrementar los ejercicios navales conjuntos de los países de la UE