El nuevo centro de pruebas del 'hyperloop' holandés que espera revolucionar el transporte europeo del futuro

Vista del tubo del hyperloop durante una visita a un nuevo centro europeo de pruebas de la tecnología de transporte hyperloop que se inaugura en Veendam, al norte de los Países Bajos.
Vista del tubo del hyperloop durante una visita a un nuevo centro europeo de pruebas de la tecnología de transporte hyperloop que se inaugura en Veendam, al norte de los Países Bajos. Derechos de autor AP Photo/Peter Dejong
Derechos de autor AP Photo/Peter Dejong
Por Euronews and AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Aunque sus detractores afirman que es un ejemplo de cómo los responsables políticos "persiguen un objeto brillante", sus partidarios creen que el 'hyperloop' podría convertirse en un pilar de los viajes futuros.

PUBLICIDAD

Un tubo de acero blanco de 420 metros que discurre junto a una vía férrea en el norte de los Países Bajos, azotado por el viento, podría marcar el comienzo de una nueva era en el transporte de personas y mercancías. Se trata del corazón del nuevo Centro Europeo de 'Hyperloop' que se inaugura el martes y será un campo de pruebas en los próximos años para los desarrolladores de esta tecnología en evolución.

'Hyperloop', pregonado en su día por el magnate de la tecnología Elon Musk, consiste en cápsulas que flotan en campos magnéticos a velocidades de 700 km/h a través de tubos de baja presión.

Sus defensores lo promocionan como mucho más eficiente que los vuelos de corta distancia, el tren de alta velocidad y los camiones de mercancías. Pero desde que Musk desveló el concepto que, según él, podría transportar pasajeros los casi 645 km entre Los Ángeles y San Francisco en 30 minutos, ha progresado a un ritmo mucho más lento desde la mesa de dibujo hasta el mundo real.

"Espero que para 2030 se disponga de la primera ruta de 'hyperloop', quizá de 5 km en la que realmente se transporten pasajeros", afirma el director del centro, Sascha Lamme. "En realidad ya se están haciendo preparativos para rutas de este tipo en, por ejemplo, Italia o India". No todo el mundo es tan optimista sobre el futuro de 'Hyperloop'.

Uno de los tubos que permiten a los vehículos viajar en campos magnéticos se ve en el nuevo centro de pruebas europeo en el norte de los Países Bajos.
Uno de los tubos que permiten a los vehículos viajar en campos magnéticos se ve en el nuevo centro de pruebas europeo en el norte de los Países Bajos.AP Photo/Peter Dejong

Perseguir un objeto brillante

"Esto no es más que otro ejemplo de cómo los responsables políticos persiguen un objeto brillante cuando se necesitan inversiones básicas en infraestructuras", dijo Robert Noland, distinguido profesor de la Escuela Bloustein de Planificación y Políticas Públicas de la Universidad de Rutgers, en comentarios enviados por correo electrónico a The Associated Press.

"Cuesta demasiado construir", añadió. Lamme dijo que los escépticos deberían venir a verlo por sí mismos. "Hemos construido el Centro Europeo de 'Hyperloop' y, por lo que hemos hecho, sabemos que podemos ser competitivos con el tren de alta velocidad", afirmó. "Y ni siquiera hemos incluido todas las optimizaciones de costes que podemos hacer en la próxima década para reducirlo aún más", agregó.

El tubo del centro de pruebas consta de 34 secciones separadas de 2,5 m de diámetro en su mayoría. Una bomba de vacío situada en un contenedor de acero junto al tubo aspira el aire para reducir la presión interna. Eso reduce la resistencia y permite que las cápsulas viajen a velocidades tan altas.

Una cápsula de prueba construida por el pionero holandés Hardt Hyperloop participará el mes que viene en las primeras pruebas del centro, financiado con inversión privada y aportaciones del gobierno provincial, el gobierno nacional holandés y la Comisión Europea.

Autopista de tubos

Una característica única del tubo de Veendam es que dispone de un conmutador, donde se divide en dos tubos separados, una pieza de infraestructura que será fundamental para las aplicaciones de la vida real.

"El cambio de carril es muy importante para el 'hyperloop', porque permite a los vehículos viajar desde cualquier origen a cualquier destino", explica Marinus van der Meijs, director de tecnología e ingeniería de Hardt. "Crea un efecto de red en el que hay una especie de autopista de tubos y los vehículos pueden entrar y salir o cambiar de carril para ir a otra parte de Europa o a otro destino".

Mientras continúan las pruebas en Veendam, los desarrolladores del 'hyperloop' esperan que los destinos para su tecnología estén al caer. "En realidad, el principal reto es conseguir que los Gobiernos se comprometan a construir rutas y, por otro lado, encontrar nuevos fondos para llevar a cabo las instalaciones de prueba y las demostraciones tecnológicas necesarias para hacerlo realidad", afirma Lamme.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Lo siento Elon, Grok no es IA de código abierto y este es el motivo según su creador

Los billetes de tren no tienen por qué ser caros: El director general de Rail Europe revela los secretos de los billetes baratos

De Ámsterdam a Estambul: qué hacer en Europa esta Semana Santa