EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Málaga dice basta al turismo de masas y protesta contra sus efectos dañinos en la ciudad

Manifestantes sostienen una pancarta que dice 'Málaga para vivir, no para sobrevivir' el 29 de julio de 2024.
Manifestantes sostienen una pancarta que dice 'Málaga para vivir, no para sobrevivir' el 29 de julio de 2024. Derechos de autor Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Málaga
Derechos de autor Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Málaga
Por Conor Faulkner
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El activismo español contra el turismo ha llegado a Málaga, donde los malagueños están enfadados por la subida de los precios de los alquileres.

PUBLICIDAD

Muchos malagueños temen que su ciudad se esté convirtiendo en un parque temático para turistas. Los activistas afirman que el auge del turismo tras la pandemia ha llevado a los malagueños al límite, distorsionando el mercado del alquiler y gentrificando el centro de la ciudad.

Con el lema "Málaga para vivir, no para sobrevivir", el pasado fin de semana 15.000 personas salieron a la calle para exigir viviendas asequibles y protestar contra el turismo de masas en la ciudad de la Costa del Sol.

Una situación que va a peor

Bernardo, de 39 años, explica a 'Euronews Travel' que fue "para apoyar a la gente que intenta vivir dignamente en Málaga". Para muchos, asegura, la "situación empeora mes a mes debido a las actuales políticas totalmente orientadas a la masificación turística".

Esto sigue a un repunte del activismo antiturístico en toda España en los últimos meses, con protestas en Madrid, Barcelona y Granada, así como en las Islas Canarias y Baleares. Están previstas más protestas en muchas partes del país.

Las pegatinas y pintadas contra el turismoson ya habituales en las principales ciudades españolas, y las referencias a los "guiris", una palabra entre irónica y despectiva, que suele utilizarse para describir a los europeos del norte, son cada vez más frecuentes.

"Desde el fin de la pandemia, el auge turístico de la ciudad ha sido enorme"

Sin embargo, la reacción se produce en medio de una afluencia récord de turistasa España. Se esperan más de 90 millones de visitantes internacionales en 2024, según un estudio de Caixa Bank, y no se trata sólo del modelo turístico tradicional de estancias hoteleras de corta duración.

Málaga ya no es el punto de entrada para explorar los centros turísticos de la Costa del Sol, sino que se ha convertido en un centro turístico en sí mismo. Con más Airbnbs y menos hoteles disponibles, los veraneantes se alojan cada vez más en lo que antes eran casas y negocios de los vecinos.

Culpan a los alojamientos turísticos como Airbnb del aumento de los precios de los alquileres en Málaga
Culpan a los alojamientos turísticos como Airbnb del aumento de los precios de los alquileres en MálagaSindicato de Inquilinas e Inquilinos de Málaga

Desde la pandemia en particular, los niveles de turismo se han disparado. "Desde que terminaron las restricciones del COVID, el auge turístico de la ciudad ha sido enorme", asegura Bernardo.

En un mundo cada vez más conectado a Internet, decenas de trabajadores a distancia, muchos de los cuales cobran sueldos con los que la población local sólo podría soñar han venido a aprovechar el coste de vida más asequible de España.

Pero para los españoles su ciudad ya no es asequible. Según datos de la web inmobiliaria Idealista, los alquileres medios en Málaga se han disparado un 16,5% en un solo año, con la oferta de viviendas residenciales absorbida poco a poco por el sector del alojamiento turístico.

Da miedo la velocidad a la que se mueven las cosas

Organizados por el Sindicato de Inquilinos de Málaga, los manifestantes exigieron la regulación del precio de los alquileresy la prohibición de las viviendas turísticas. Un portavoz del colectivo explica a 'Euronews Travel' que los malagueños salieron a la calle "por el derecho a una vivienda digna y en protesta por las consecuencias del modelo de monocultivo turístico en la ciudad".

El número de pisos de alquiler turístico ha aumentado exponencialmente en Málaga en los últimos años. Cifras citadas por el diario español 'El País' muestran que en 2016 sólo había 846 registrados en la ciudad, pero en 2024 esa cifra ha crecido hasta superar los 12.000. Málaga, como muchas grandes ciudades de España, también alberga cientos, si no miles, de pisos turísticos sin licencia.

Los Airbnbsy los alojamientos turísticos están muy concentrados en el centro de Málaga. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que en algunos barrios del centro la proporción de viviendas dedicadas a alojamiento turístico roza el 50%.

"El malagueño no podrá vivir en Málaga"

"Da miedo la velocidad a la que avanzan las cosas", dice José, de 60 años, a 'Euronews Travel'. En el futuro, teme, "está claro que el malagueño no podrá vivir en Málaga".

A principios de junio, el Ayuntamiento anunció medidas para limitar las nuevas licencias de alquiler turístico a aquellas con entrada privada, y aseguró a los malagueños que estaba trabajando en una mayor regulación. Pero muchos creen que esto no va lo suficientemente lejos.

PUBLICIDAD

"El problema de esta política es que llega demasiado tarde", afirma el Sindicato de Inquilinos. "Es una medida insuficiente", coincide Bernardo, "pero puede ser un primer paso si se sigue controlando la concesión de licencias", añaden.

Es necesaria la intervención del Gobierno para controlar el sobreturismo de Málaga

Juan González Alegre, catedrático de Economía de la Universidad de Málaga, explica a 'Euronews Travel' que la regulación debe ir más allá de las autoridades locales. "La solución a los problemas de vivienda e incluso las estrategias de urbanización e infraestructuras, en términos generales, no pueden dejarse en manos de las administraciones locales", explica.

El Sindicato de Inquilinos de Málaga también ve necesaria una reforma más amplia. "El problema de la vivienda en Málaga debe abordarse políticamente en los tres niveles de gobierno: estatal, autonómico y local. Sin una regulación de precios y una prohibición total e inmediata [de las viviendas de alquiler turístico]... nada cambiará", afirma su portavoz.

Manifestación contra el turismo masificado en Málaga el 29 de julio
Manifestación contra el turismo masificado en Málaga el 29 de julioSindicato de Inquilinas e Inquilinos de Málaga

Tras la protesta, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha insinuado una posible intervención gubernamental. "Creo que empieza a haber consenso en esto", dice Alegre: "es necesario regular las viviendas turísticas".

PUBLICIDAD

En referencia a las recientes propuestas del alcalde de Barcelona Barcelona, Jaume Collboni, de "eliminar" el alquiler turístico de la ciudad catalana para 2029, Alegre añade que "son ámbitos políticos en los que hay demasiadas interdependencias, o externalidades, como las llaman los economistas".

"Lo que decida el alcalde de Barcelona, es decir, afecta a los ciudadanos de Sabadell o Cornellá, que no pueden votarle... El Estado y las regiones deberían implicarse más en el problema".

Donde estaba el Café Central ahora hay un pub irlandés

Pero para los malagueños, no se trata sólo de economía o de la subida de los precios del alquiler. Para muchos malagueños, el modelo turístico de masas español no sólo hace la vida inasequible, sino que mata lentamente el alma de la ciudad y gentrifica su cultura como ocure en otros tantos puntos de Europa.

Bernardo describe cómo en el centro de la ciudad hay cada vez menos negocios locales. "Apenas hay carnicerías, pescaderías, panaderías, tiendas de barrio. Las fiestas y tradiciones locales dejan de ser algo 'propio'", añade, "y se sustituyen por espectáculos en los que los participantes son actores de teatro para que los turistas se hagan fotos".

PUBLICIDAD

"No estoy en contra del turismo", dice José, "pero tiene que haber un límite y un control". "Ahora el centro de la ciudad es un parque temático para turistas", añade. "Lo que antes era El Café Central en la plaza mayor de Málaga", -toda una institución local que cerró sus puertas en enero de 2022 tras 101 años- "hoy es un pub irlandés lleno de turistas".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El complicado futuro del turismo en Barcelona debido a la falta de agua

Más de 10.000 personas se manifiestan en Mallorca por el turismo masivo y sus implicaciones

Protestas multitudinarias por el insostenible turismo en masa en Canarias