Las ciudades europeas donde la población local lucha contra el turismo excesivo

Pintoresco pero problemático: Una visión del centro de Málaga
Pintoresco pero problemático: Una visión del centro de Málaga Derechos de autor  Yuliya Matuzava via Unsplash
Derechos de autor  Yuliya Matuzava via Unsplash
Por Saskia O'Donoghue
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Millones de veraneantes visitan cada año la Costa del Sol, más concretamente, Málaga, uno de sus destinos más populares, pero ahora los lugareños dicen basta.

PUBLICIDAD

Los malagueños están frustrados por la creciente afluencia de turistas y ahora expresan ser malestar en términos inequívocos. El centro de la ciudad española ha recibido una oleada de pegatinas pegadas en paredes y puertas, que dicen a los visitantes lo que piensan de ellos.

Si caminas por las calles de Málaga, verás pegatinas que van desde el suave "antes esta era mi casa" y "antes esto era el centro" hasta el "a tu puta casa", pasando por "apestando a turista".

Málaga se está volviendo cada vez más popular gracias a las recientes inversiones empresariales y el agradable clima.
Málaga se está volviendo cada vez más popular gracias a las recientes inversiones empresariales y el agradable clima.Jonas Denil via Unsplash

¿Por qué se enfadan tanto los malagueños con los turistas?

La ciudad de la Costa del Sol ha sido durante mucho tiempo un destino popular para los visitantes, gracias a su clima soleado y a un coste de la vida relativamente bajo. Sin embargo, últimamente se ha convertido en un destino aún más apetecible para turistas ynómadas digitales.

Muchos lugareños están hartos. Dani Drunko regenta un bar muy frecuentado en Málaga llamado Drunkorama. Ha puesto en marcha la "iniciativa de las pegatinas", que consiste en imprimir y pegar por toda la ciudad las frases favoritas de los clientes del bar contra el turismo.

En declaraciones al periódico local Diario Sur, Drunko explicó que inició la campaña después de que, al parecer, le "echaran" de la casa en la que había vivido durante una década.

El propietario se negó a negociar el alquiler e incluso a venderle la vivienda. ¿El motivo? Querían convertirla en un alquiler a corto plazo para turistas. "Hay mucho revuelo porque los locales están cansados de la situación; yo sólo sugerí la idea de los latiguillos, ofrecí la chispa, y ahora se han sumado otros", explica Drunko.

"El centro de Málaga va cuesta abajo desde hace mucho tiempo, tanto que si por ejemplo se rompe algo en mi bar, no tengo una ferretería a mano para comprar nada, ya que el turista que viene no necesita comprar tornillos", añadió.

El político local Dani Pérez acudió a la X -antes Twitter- para sumarse al creciente descontento. "Paseas por las calles de Málaga y es prácticamente imposible encontrar un edificio de viviendas que no tenga una caja fuerte [para alquileres turísticos]", escribió, para después acusar al alcalde de la ciudad, Paco de la Torre, de "no mover un dedo por los malagueños" y "expulsarlos de la ciudad que les vio nacer."

El pasado noviembre, un reportero local del sitio web de noticias The Local Spain informó de que Málaga está "definitivamente más llena que antes durante la temporada baja", al tiempo que confirmaba la existencia de cajas fuertes "por todas partes" y comentaba que los precios de los restaurantes han experimentado enormes subidas en los últimos meses.

¿Qué hace que Málaga sea tan popular entre los visitantes extranjeros?

La Costa del Sol española, donde se encuentra Málaga, es muy popular entre los turistas desde hace años. En 2023, la cifra récord fue de 14 millones de turistas nacionales y extranjeros, y un buen número de ellos decidieron convertir la ciudad en su hogar.

La ciudad también es famosa por su impresionante arquitectura.
La ciudad también es famosa por su impresionante arquitectura.Joel Casey via Unsplash

Datos recientes del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que ocho de cada 10 nuevos residentes que se trasladan a Málaga son extranjeros.

Pero no sólo los particulares están cambiando la fisonomía de la ciudad. Unas 630 empresas tecnológicas, entre ellas Google, han abierto oficinas en Málaga, convirtiéndola en una especie de Silicon Valley europeo.

Esto ha atraído a miles de trabajadores remotos internacionales y nómadas digitales, atraídos por la embriagadora combinación de un entorno de trabajo agradable y un clima cálido. Los malagueños, sin embargo, creen que ya es suficiente, que se les está quitando dinero y se les está alienando de su propia ciudad.

¿Qué otros destinos europeos han luchado contra el turismo excesivo?

A principios de marzo, en las Islas Canarias, territorio español, aparecieron pintadas en las que se ordenaba a los turistas que "se fueran a casa". Con su sol y su clima cálido durante todo el año, las Canarias son un destino muy popular entre los visitantes extranjeros, y el turismo se considera la principal fuente de ingresos del archipiélago.

Una de las islas más populares, Tenerife, declaró recientemente la emergencia hídrica. Esto echó más leña al fuego para los lugareños, ya que algunas zonas turísticas utilizan hasta seis veces más agua que las zonas residenciales, lo que ejerce presión sobre reservas cruciales para el agua potable y la agricultura.

En febrero, los muros de la cercana Gran  Canaria lucieron el mensaje "turistas y nómadas digitales, a casa", algo que el semanario canario calificó de "turismofobia". En la isla balear de Mallorca, el pasado agosto, los residentes colocaron carteles falsos en varias playas en los que se leía: "cuidado con las medusas peligrosas" y "precaución, rocas que caen".

Los carteles, escritos en inglés, contenían también, en letra más pequeña, explicaciones en catalán que informaban a los lugareños de que las advertencias no eran reales. En su lugar, el texto decía: "el problema no es la caída de rocas, es el turismo masivo" y "playa abierta excepto para extranjeros (guiris) y medusas".

Pero el turismo masivo no es sólo un problema en territorio español. Muchos países europeos han establecido tasas turísticas, como Venecia, que también ha prohibido la entrada de cruceros en su amenazado sistema de canales.

PUBLICIDAD

En Ámsterdam, las autoridades y los habitantes llevan meses intentando que los turistas -en su mayoría británicos- borrachos se mantengan alejados, y en Kioto (Japón) se han precintado carreteras para evitar que la ciudad se convierta en un "parque temático".

Otros destinos turísticos de primer orden están rogando a la gente que no los visite, ya que muchos carecen de la infraestructura necesaria para acogerlos.

Hawái figura en la lista de destinos favoritos de muchos, pero sigue sufriendo la escasez de personal de hostelería, la congestión de las carreteras y las esperas de 90 minutos en los restaurantes, mientras los turistas siguen llegando en masa. Aunque el problema parece global, es España la que lidera la lucha popular.

El año pasado aparecieron pintadas en Barcelona: "Escupimos en tu cerveza. Salud". Pero los turistas siguen acudiendo en masa.

'Euronews Travel' se ha puesto en contacto con la oficina de turismo de Málaga para solicitar comentarios, pero aún no ha recibido respuesta.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Euronews Hoy | Las noticias del viernes 15 de marzo de 2024

Tasas turísticas, prohibición de autobuses y TikTok: Cómo afrontan las ciudades más populares de Europa el hacinamiento

El transporte público de París duplicará su precio durante los Juegos Olímpicos 2024