¿Dónde está más cara la vivienda en Europa y cuánto está dispuesta a gastar la gente?

Bloques de apartamentos en Düsseldorf, Alemania, el miércoles 28 de junio de 2023.
Bloques de apartamentos en Düsseldorf, Alemania, el miércoles 28 de junio de 2023. Derechos de autor Associated Press
Derechos de autor Associated Press
Por Eloise Hardy
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Nuevos datos muestran dónde está más cara la vivienda en Europa, y la cantidad que la gente gasta por tener una casa, que varía significativamente de un lugar a otro: ¿Quién está dispuesto a pagar más por la vivienda en Europa?

PUBLICIDAD

Los finlandeses son los que más gastan en vivienda, seguidos de cerca por los británicos, según la Resolution Foundation. El think tank británico reveló que los finlandeses dedican el 24% de su gasto a la vivienda, muy por encima de la media de la UE (15%).

Los datos combinaban el coste del alquiler real pagado con una estimación del coste de la vivienda que los propietarios pagarían si alquilaran su casa en el mercado abierto, lo que se conoce como "alquiler imputado".

En Polonia, por el contrario, el gasto en vivienda representa el porcentaje más bajo de todos los países de la OCDE, con sólo un 6%.

La mayor partida de gasto en todos los países excepto uno fue el alquiler imputado de la vivienda. Polonia es la excepción, donde la electricidad, el gas y otros combustibles se midieron como el mayor gasto. La fuerte dependencia de Polonia a los combustibles fósiles provocó unos de los precios mayoristas de la electricidad más altos de Europa tras la invasión rusa de Ucrania.

Las perspectivas de vivienda de la Fundación utilizaron datos de la OCDE para comparar las estadísticas de distintas economías nacionales.

Aunque los datos internacionales sobre superficie por persona son escasos, países como Francia y Alemania -ambos relativamente similares comparables en términos de tamaño, población y desarrollo económico- consumen una cantidad similar de espacio de vivienda residencial, con 43m2 en Francia (en 2020) y 46m2 en Alemania (en 2017).

La proporción de viviendas antiguas de antes de la guerra (construidas antes de 1946) también tiene un marcado efecto en la calidad de la vivienda. Las casas construidas antes de la guerra, por ejemplo, no están tan bien aisladas y, por tanto, son más propensas a la humedad.

Grecia es el país europeo con menor porcentaje de viviendas de antes de la guerra (sólo un 8%), en gran parte debido a las radicales soluciones que aplicó tras el fin de la guerra.

Pero el aumento de los precios de la vivienda y de los alquileres -debido en gran parte a la creciente demanda de compradores extranjeros y al continuo crecimiento económico- está dificultando el acceso de los griegos a la propiedad. Según un sondeo reciente de 'Euronews', la lucha contra la subida de precios es el tema más importante para los votantes en las próximas elecciones europeas: el 68% de los encuestados lo considera prioritario.

Una enorme pancarta de publicidad con las palabras "Solidaridad por encima de la propiedad" en un edificio en una manifestación en Lisboa, en abril de 2023.
Una enorme pancarta de publicidad con las palabras "Solidaridad por encima de la propiedad" en un edificio en una manifestación en Lisboa, en abril de 2023.Associated Press

Por detrás del Reino Unido, Bélgica es el segundo país con mayor proporción de viviendas de antes de la guerra, seguido de cerca por Dinamarca. La Fundación también trazó la relación entre la prosperidad general de una nación y la cantidad de servicios de vivienda que consume.

El consumo de vivienda más elevado corresponde a Polonia, seguida de Grecia y la República Checa. Los hogares del Reino Unido, en relación con la prosperidad general del país, consumen mucha menos vivienda que los hogares de todas las demás economías de la OCDE, excepto Colombia, con mucho el miembro más pobre del grupo.

¿Dónde es más alto el precio de la vivienda?

Sin embargo, el precio de la vivienda es más alto en el Reino Unido, en relación con los niveles generales de precios del país, seguido de Nueva Zelanda, Australia e Irlanda. Polonia y Grecia se sitúan muy por debajo de la media de la OCDE, y el bajo coste de la vivienda explica en parte su elevado consumo de vivienda.

En Europa, Turquía es el país donde más ha subido el precio de la vivienda: las cifras muestran que el precio de la vivienda en Turquía es 12 veces superior al de hace nueve años en términos nominales. Esto sitúa un piso en Estambul en estrecha competencia con los famosos y caros París y Londres.

Entre los Estados miembros de la OCDE, los países del norte de Europa, como Suecia y Finlandia, han registrado el menor cambio, con aumentos superiores al 4% en los precios nominales de la vivienda desde 2015. A Turquía le sigue de cerca Hungría, donde los precios son un 166% superiores a los de 2015.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Vivienda social: ¿Sigue siendo Viena un modelo a seguir?

¿Podría la subida del precio del petróleo desbaratar los planes del BCE de recortar los tipos en junio?

¿Qué piensan los gestores de fondos europeos del crecimiento, la inflación y el mercado bursátil?