Video

El edificio de la familia Akulenco, en Irpin, tras ser bombardeado.