EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Los trabajadores de Goodyear Amiens secuestran a dos directivos

Los trabajadores de Goodyear Amiens secuestran a dos directivos
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
PUBLICIDAD

El director de producción y un responsable del área de Recursos Humanos de la fábrica de neumáticos Goodyear de Amiens, al norte de Paris, han sido encerrados por los trabajadores.

Miembros del comité de empresa han empleado un gigantesco neumático agrícola para cerrar la sala de reunión en la que se encuentran los directivos.

Los representantes de los trabajadores han publicado varias imágenes en Twitter que muestran el curioso método de secuestro.

#goodyearpic.twitter.com/zyr6RJuWhh

— Goodyear amiens nord (@Goodyear_A_N) 6 Janvier 2014

El sindicato CGT tenía previsto reunirse este lunes con el director, pero a la cita se han invitado unos 200 trabajadores, todo el turno de fin de semana, para “intentar presionar a la dirección” según Franck Jurek, secretario adjunto del Comité de Empresa.

El ‘secuestro’ se desarrolla en calma, según el representante sindical.

La factoría está amenazada de cierre y los sindicatos exigen que se renegocie un plan de salidas voluntarias que se abandonó en 2012.

A las 14:00 la misma cuenta de Twitter anunciaba que “por el momento todo va bien”, incluyendo un “smiley”.

#goodyear#amiens jusqu'ici tout va bien ;-) pic.twitter.com/3cymrsiRph

— Goodyear amiens nord (@Goodyear_A_N) 6 Janvier 2014

El método de negociación consistente en secuestrar brevemente a los directivos tiene una cierta tradición en Francia, donde los sindicatos tienen una gran presencia en las empresas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Francia acusa a Azerbaiyán de injerencia en los disturbios en Nueva Caledonia

La Policía abate a un hombre que intentaba incendiar una sinagoga en Francia

Francia busca al preso fugado y a los asaltantes con un despliegue policial "sin precedentes"