Última hora
This content is not available in your region

El débil crecimiento global afecta a los países del Golfo

euronews_icons_loading
El débil crecimiento global afecta a los países del Golfo
Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos a Business Middle East, Negocios de Oriente Medio, esta semana nos interesaremos en las más recientes estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

El FMI se muestra pesimista y ha revisado a la baja las previsiones del crecimiento de la economía mundial para este año y el próximo, especialmente para las grandes economías de la región de la eurozona.

De momento, el FMI no ha fijado sus previsiones para la región del Golfo Pérsico, pero la caída del precio del petróleo le resulta preocupante.

Normalmente, uno podría pensar que la crisis política en las regiones del Oriente Medio y Norte de Africa encarecerían el crudo, pero está pasando exactamente lo contrario, pues el bajo crecimiento reduce el consumo de petróleo y la oferta supera a la demanda.

En su más reciente informe sobre las previsiones económicas mundiales el FMI advierte que la recuperación tras la “Gran Recesión” no acaba de producirse debido a los “riesgos y desventajas” existentes.

El FMI ha fijado su previsión de crecimiento mundial al 3,3 % para este año y al 3,8 para el año que viene.

El experto economista del FMI Olivier Blanchard dice que: “Es evidente que la recuperación es débil y desigual, si miramos a las economías desarrolladas veremos que Estados Unidos va bien, y que la eurozona y Japón no están tan bien.”

Los expertos del FMI subrayan que es fundamental que Alemania, Francia e Italia mantengan bajas las tasas de interés para estimular los préstamos y generar crecimiento.

En Oriente Medio hay un panorama es desigual. Las previsiones para el Estado de Catar, Arabia Saudí y Emiratos Arabes Unidos han crecido, pero las de Kuwait se han reducido.

Se prevé que países exportadores de petróleo ajenos al “Consejo de Cooperación del Golfo” tengan un crecimiento menor dadas las sanciones que se aplican a Irán y a la guerra en Irak.

La caída de los precios se reflejará en sus presupuestos.

La economía de la región del Golfo permanece estable pero los analistas indican que la ralentización de la economía mundial ejerce una influencia negativa.

Entrevista con Nour Al-Eldeen Hammoury

Para aclararnos este tema nos acompaña desde Abu Dhabi, Nour Al-Eldeen Hammoury, estratega de mercados en EDS Securities.

Euronews:

El FMI ha visto a la baja sus previsiones de crecimiento para las tres mayores economía de la eurozona. ¿Cómo son estos problemas y qué se puede hacer para contrarrestar esa debil recuperación?

Nour Eldeen Al-Hammoury:

“Bueno Daleen han pasado casi siete años desde que empezó la crisis financiera. El BCE ha creado muchos programas de estímulo como la facilitación cuantitativa, el Financiamiento de Operaciones a largo plazo, o los préstamos condicionados a largo plazo” y además, ahora el
programa de bonos de titulización de activos
Sin embargo, las tasas de crecimiento están lejos de los objetivos de la Zona Euro y no se alcanzaron ninguno de los objetivos de crecimiento en los últimos siete años.

El principal problema en Europa es que están haciendo dos enfoques al mismo tiempo: por un lado está la austeridad y por otro los préstamos para apoyar el crecimiento.

Pensamos que la única solución posible para la Zona Euro es concentrarse en un enfoque, ya sea la austeridad, que llevará a la economía a caer de nuevo en una recesión, aunque a largo plazo puede ser positivo. O continuar con los préstamos para apoyar el crecimiento. Esto es positivo sólo a corto plazo, pero muy peligroso a largo plazo ya que los niveles de deuda están alcanzando cifras récord.”

Euronews: “Los precios del petróleo parecen que van a caer aún más debido a un exceso de oferta. ¿Qué pueden hacer los países productores de Oriente Medio para estabilizar los precios?”

Nour Eldeen Al-Hammoury:

“Aún no hemos alcanzado el período de pánico. Arabia Saudita ha incrementado su producción en septiembre con 100.000 de barriles al día para mantener los precios del petróleo bajo presión.

Esta decisión podría ser una manera de estabilizar los ingresos, mediante el aumento de su participación en la venta de petróleo crudo.

El Golfo podría mantener precios entre 65 y 75 dólares el barril de petróleo Brent para evitar el déficit.

Sin embargo, si se altera el nivel de precios esto puede llevar a la región, y específicamente a la OPEC a intervenir en el precio mediante la reducción de la producción; ya que el mercado se halla sobre abastecido en medio de una desaceleración económica global.”

Euronews: Bueno, ya veremos, de todos modos, qué se decide en la reunión de la OPEC prevista para finales de noviembre. Muchas gracias, Nour, por estas precisiones.

Para más noticias de negocios puede visitar euronews.com o nuestro canal Euronews Business YouTube.