EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Un polémico referéndum en la República Serbia de Bosnia reaviva las tensiones

Un polémico referéndum en la República Serbia de Bosnia reaviva las tensiones
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los serbios de Bosnia acuden hoy a las urnas para confirmar que quieren su propia fiesta nacional.

PUBLICIDAD

Los serbios de Bosnia acuden hoy a las urnas para confirmar que quieren su propia fiesta nacional. En un polémico referéndum, que supone un desafío para Sarajevo, decidirán si quieren mantener el 9 de enero como su Día Nacional. Un millón doscientos mil electores de la República Srpska, o República Serbia de Bosnia, están llamados a votar.

Fue el 9 de enero, de 1992, cuando fue proclamada esta entidad como parte de la entonces Federación de Yugoslavia, de la que el resto de la población bosnia quería separarse.

“Todos a los que les gusta la República Serbia de Bosnia van a ir a votar. Por supuesto que hay personas que no votarán, pero se puede decir que también hay croatas y musulmanes que votarán sin ningún problema. Hemos estado los unos en casa de los otros, sin problemas con nuestras vidas. Ahora nos estamos amenazando mutuamente. Vivamos juntos y con normalidad. Dejemos algo positivo para los niños que están creciendo aquí”, decía un ciudadano de Banja Luka.

El referéndum va a celebrarse pese a que fue prohibido por el Tribunal Constitucional de Bosnia. La corte recordó que el 9 de enero es también una fiesta del cristianismo ortodoxo, por lo que discrimina los derechos de los bosnios no serbios, es decir, croatas y musulmanes.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Miles de personas marchan en memoria de las 8.372 víctimas del genocidio de Srebrenica

El líder de la República Srpska de Bosnia-Herzegovina reitera su amenaza de secesión

Posible escasez de alimentos en Nueva Caledonia tras el estado de emergencia impuesto por París