EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Merkel gana el primer pulso a Schulz en Sarre

Merkel gana el primer pulso a Schulz en Sarre
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Así celebraba su victoria la candidata de la Unión Cristianodemócrata (CDU) en los comicios regionales del estado federado de Sarre.

PUBLICIDAD

Así celebraba su victoria la candidata de la Unión Cristianodemócrata (CDU) en los comicios regionales del estado federado de Sarre.

Un triunfo que significa que Angela Merkel ha ganado el primer pulso a Martin Schulz a seis meses de las elecciones generales de septiembre, en las que se verán las caras.

La CDU ha logrado un 40,7% de los votos en Sarre, un avance de más de un 5%.

Annegret Kramp-Karrenbauer (ANEGRAT KRAMP KARENBÁUA)

“Hemos hecho campaña juntas, Angela Merkel y yo. Codo con codo, hemos hecho campaña aquí, el partido federal y nosotros. Pero dejamos muy claro la campaña era por nuestra política regional. Queremos forjar nuestro futuro aquí”, ha declarado la candidata de la CDU en Sarre, Annegret Kramp-Karrenbauer.

El Partido Socialdemócrata en Sarre, liderado por ANKE RÍLINAA, logró un 29,6%, perdiendo alrededor de medio punto respecto a los anteriores comicios.
Decepcionado, pero optimista, el líder del SPD, que aspira a ser el próximo canciller de Alemania, cree que han perdido una batalla, pero no la guerra.

“No hemos alcanzado nuestro objetivo esta noche. Pero eso no significa que no alcanzaremos nuestro objetivo, que es cambiar el Gobierno de Alemania”, ha dicho Martin Schulz, candidato del SPD a canciller de Alemania.

La participación en las regionales de Sarre ha sido de un 70%, casi diez puntos por encima que en las elecciones de 2012.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La OTAN inaugura en Alemania un centro de mando para Ucrania

España, finalista de la Eurocopa 2024

Alemania recibe la victoria de la izquierda en Francia con una mezcla de alivio e incertidumbre