EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La cabeza de maratón se pierde en Venecia

La cabeza de maratón se pierde en Venecia
Derechos de autor 
Por Escarlata Sanchez
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Fatídica encrucijada en el maratón de Venecia

PUBLICIDAD

En Venecia, no todos los caminos conducen a Roma, y aún menos a la medalla de oro. La cabeza del maratón se perdió y acabó en la autopista…

El maratón de Venecia ha celebrado este domingo su trigésimo segunda edición, marcada en la categoría masculina por un error en el itinerario que dejó en la cuneta a seis atletas kenianos que lideraban la carrera.

El italiano de origen eritreo Eyob Faniel, de 22 años, aprovechó la confusión de sus contrincantes para tomar ventaja y ganar el oror en el “Venicemarathon” con un tiempo de 2 horas, 12 minutos y 16 segundos.

En el kilómetro treinta de la carrera se produjo el gravísimo error. La moto que precedía al grupo de favoritos se equivocó en el recorrido marcado y entró en la autopista de circunvalación de la capital del Véneto.

Completaron el podio el eritreo Mohammed Mussa y el marroquí Tariq Bamaarouf con un tiempo de 2 horas 15 y 2 horas 16.

La fatídica confusión en el kilómetro 30 hizo perder la medalla a los atletas kenianos que tradicionalmente ganan esta mítica prueba de fondo de 42 kms y 195 metros.

#VENECIAxESPN ¡Insólito! Mira la situación que se vivió en el Maratón de Venecia. https://t.co/TwolaUOc0R

— ESPN Run (@ESPNRun) 22 de octubre de 2017

Los líderes del maratón de Venecia se meten en una autopista y pierden la carrera https://t.co/9EStY8Fpw5

— El Periódico (@elperiodico) 23 de octubre de 2017

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los residentes de Venecia protestan contra la nueva tarifa de 5 euros para los turistas

Venecia empieza a multar a los turistas que se saltan la entrada al centro histórico

La Bienal de Venecia 2024 abre sus puertas oficialmente salpicada por las guerras