This content is not available in your region

La oscura senda postelectoral en Cataluña

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
La oscura senda postelectoral en Cataluña

¿Qué senda tomarán los catalanes tras las elecciones? Los sondeos anticipan un escenario difícil, con caminos llenos de piedras y cuestas empinadas. El analista y Doctor en Ciencia Política Lluís Orriols nos habla de tres posibilidades:

“Si hay una mayoría independentista, es probable que el primer intento de negociación sea para formar un nuevo Gobierno de esa sensibilidad, pero va a ser muy difícil por dos elementos, el primero, la negociación de quién va a ser el presidente de la Generalitat... si será Puigdemont, el 'presidente legítimo' o Junqueras. Aquí habrá una pugna importantísima. Y el segundo elemento será la pugna entre estos dos partidos y la CUP por un programa de Gobierno más o menos rupturista"

El panorama tampoco es mucho más claro en caso de una mayoría constitucionalista:

“En caso de una victoria de los no independentistas, Ciudadanos lo va a tener muy complicado para articular una mayoría alternativa e intentar aglutinar a partidos tan distintos como Catalunya en Comú con el Partido Popular. Eso va a ser muy difícil… También está la vía de Iceta (PSC), que puede intentar formar un Gobierno alternativo de izquierdas con el apoyo parlamentario de los no independentistas. Pero también va a ser muy difícil, porque a Ciudadanos no le va a gustar no poder articular la mayoría parlamentaria y ceder la presidencia a otro partido…"

“Habrá una tercera vía, híbrida, de combinación de partidos independentistas, particularmente ERC, y formaciones no independentistas. En esta vía, ERC tendría que renunciar a gran parte de su agenda rupturista con el fin de poder captar el apoyo, por ejemplo, de los Comunes, o incluso del Partido Socialista de Catalunya, aunque esto último lo veo prácticamente imposible”.

Orriols no descarta la convocotaria de nuevas elecciones en Cataluña. Hay, dice, muchos vetos:

"Si en los tres meses posteriores a las elecciones fracasan las negociaciones, se convocarán nuevos comicios. La política española y catalana ha demostrado que los partidos políticos tienen suficientes vetos entrecruzados como para que se bloqueen las negociaciones y no se llegue a ninguna parte. Y esos vetos cruzados siguen estando en la política española y siguen estando en la política catalana".