Última hora

Última hora

El problema de la basura en Albania afecta a sus vecinos y a las aspiraciones de la UE

Leyendo ahora:

El problema de la basura en Albania afecta a sus vecinos y a las aspiraciones de la UE

El problema de la basura en Albania afecta a sus vecinos y a las aspiraciones de la UE
Tamaño de texto Aa Aa

Por Besar Likmeta

Durante el medio siglo de gobierno comunista albanés, su dictador estalinista Enver Hoxha, temiendo una invasión del oeste, bordeó la costa del país con miles de búnkeres en forma de hongo. La invasión nunca llegó. Pero ahora las costas albanesas se enfrentan a la nueva amenaza de los residuos.

La playa arenosa del Cabo de Rodón a lo largo de la costa adriática en el centro de Albania está cubierta de basura. Botellas de plástico, aerosoles y todo tipo de desechos domésticos han sido arrastrados a la orilla, traídos por la corriente de ríos y arroyos, tras las fuertes lluvias de las últimas semanas.

La basura, transportada a la orilla desde los ríos albaneses, navegó cientos de millas hacia el norte hasta el puerto de Dubrovnik, en Croacia. Según medios locales, más de 50 metros cúbicos de basura fueron sacados del puerto de la Ciudad Vieja, un popular destino turístico.

En Tirana, los ecologistas no se sorprenden. Explican que la falta de políticas adecuadas de gestión de residuos en Albania supone un peligro para la costa del Adriático y sus vecinos.

"Albania tiene muchos ríos que se han transformado en canales que recogen la basura procedente de pueblos lejanos, pero también de grandes ciudades, y todo esto acaba en el mar. Las corrientes del Mar Adriático fluyen de sur a norte y, por tanto, arrastran los residuos y contaminan la costa adriática septentrional. Puesto que ha llegado hasta Dubrovnik, creo que debe haber sido una gran cantidad de residuos y las corrientes han sido fuertes", dijo Xhemal Mato, director ejecutivo del grupo ecologista Ekolevizje.

Albania es un país candidato a la UE y espera que el próximo año abra las negociaciones de adhesión con Bruselas. Sin embargo, según el informe de progreso de la Comisión Europea de 2016 sobre Albania, la separación de residuos es inexistente y la recogida de residuos con fines de reciclado es en gran medida informal. La capacidad institucional para gestionar los residuos sigue siendo débil en todos los niveles. La eliminación de residuos sigue siendo en gran medida no conforme con las normas de protección del medio ambiente. En un informe publicado a principios de año por el Instituto Nacional de Estadística de Albania, INSTAT, se afirma que sólo el 68% de la población de Albania tiene acceso a los servicios de eliminación de desechos. Gran parte de los residuos que no se recogen se acumulan en los ríos y arroyos de Albania.

"Es uno de los criterios para que las prácticas de gestión de residuos cumplan con los estándares de la UE, pero esto también sigue siendo un indicador negativo para Albania, ya que perjudicará a la industria turística, porque nadie quiere visitar una playa cubierta de residuos", señaló Xhemal Mato.

Debajo de un puente en el río Tirana, a 12 kilómetros de distancia de la capital albanesa, la basura que arroja el curso del agua cubre casi cada centímetro de la orilla del río e incluso ha subido a las ramas de los árboles que parecen haber sido vestidos para Halloween. Gran parte de esta basura proviene de la capital y sus suburbios, y fluye río abajo hacia el mar Adriático. Se desconoce la cantidad exacta.

"En Albania carecemos de datos exactos sobre los residuos que se generan y no podemos decir cuánto es. Sin embargo, la situación que podemos ver es problemática. En todos los espacios públicos, urbanos o naturales, hemos abandonado residuos, lo que significa que tenemos un problema con la gestión de residuos, por no hablar de la gestión integrada de basuras", dijo Ermelinda Mahmutaj, directora ejecutiva del grupo ambientalista Eden.

Los grupos ecologistas lamentan que las autoridades albanesas hagan demasiado poco para mejorar las tasas de recogida de residuos, la prevención y el reciclado. Hasta que esto suceda, sus vecinos costeros estarán alerta de que parte de la basura puede volver a aparecer en sus costas.