Última hora

Última hora

Este padre italiano se vio obligado a pagar al abusador de su hija durante años

Leyendo ahora:

Este padre italiano se vio obligado a pagar al abusador de su hija durante años

Este padre italiano se vio obligado a pagar al abusador de su hija durante años
Tamaño de texto Aa Aa

Un tribunal de apelaciones italiano ha corregido una sentencia que obligaba a los padres de una niña abusada sexualmente a pagar miles de euros a su agresor en un período de cuatro años.

Sin embargo, la decisión llegó demasiado tarde para la víctima, que se suicidó en 2014.

El caso se remonta a hace más de una década. Después de que Elisa Zaccarelli se inscribiera para estudiar en el Instituto de Arte Faenza cerca de Bolonia, fue abusada sexualmente por su maestro Ezio Foschini durante un año.

Foschini fue declarado culpable en su juicio penal, una decisión confirmada dos veces en apelación. Fue condenado a tres años de prisión y a pagar daños y perjuicios por un total de 53.000 euros para ayudar a sufragar los gastos de el tratamiento psicológico de la niña.

El acuerdo también se sometió a un tribunal civil para su confirmación.

Mientras tanto, Foschini comenzó a transferir sus activos a sus padres y amigos en un intento de evitar responsabilidades. "Le dio su BMW a un amigo suyo, hizo que pareciera que vivía en una granja en ruinas y se despojó de su dinero", dijo a Euronews Lorenzo Valmigli, abogado de la familia Zaccarelli. "Sabemos que tenía muchas cuentas bancarias porque en la escuela era conocido por sus habilidades como jugador del mercado de valores."

Las acciones de Foschini llevaron a una investigación de sus finanzas y a una segunda condena por fraude. El maestro recibió otra sentencia de un año de cárcel por no haber ejecutado una orden de la corte.

Sin embargo, el juez de primera instancia en el caso civil cuestionó una cuenta bancaria y encargó un informe pericial. Concluyó que la cuenta pertenecía únicamente al padre de Foschini, en lugar de ser una cuenta conjunta entre padre e hijo.

A pesar de la condena penal de Ezio Foschini, la familia de la víctima fue condenada a pagarle los gastos del juicio y unos "daños morales" de unos 30.000 euros por la confiscación "ilegal" de los bienes monetarios del abusador.

Los pagos mensuales de unos 300 euros supusieron una carga importante para la familia Zaccarelli: El padre de Elisa tenía un trabajo en una fábrica, su madre Stefania no tenía un empleo fijo. También tienen un hijo, Riccardo.

A los seis meses de la sentencia del tribunal civil, Elisa se suicidó.

Casi cuatro años después, el Tribunal de Apelación de Bolonia ha anulado la decisión en primera instancia. Se espera que Foschini, que fue despedido por la escuela de arte por el caso, pague ahora un acuerdo de unos 90.000 euros a la familia Zaccarelli.

"El escándalo es que la primera sentencia civil, que fue vergonzosa y abominable, terminó condenando dos veces a una niña que ya tenía traumas", dice Lorenzo Valmigli. "También es verdad que la situación ha dado ahora un giro de 360º".

El padre de Elisa Zaccarelli, Davide, dice que está satisfecho con el fallo de la corte de apelaciones. La familia ha tenido que lanzar una petición online para cubrir los costos legales, mientras que el caso llegó al parlamento italiano, donde los diputados pidieron al ministro de justicia que investigara.

"Nada ni nadie nos devolverá la sonrisa y la presencia de Elisa", añade. "Cada audiencia en la corte ha sido como una puñalada en mi corazón y en el de Stefania, y añade al dolor silencioso de Riccardo".