Última hora

Última hora

Estados Unidos desencadena la guerra del acero

Leyendo ahora:

Estados Unidos desencadena la guerra del acero

Estados Unidos desencadena la guerra del acero
@ Copyright :
REUTERS/Kim Kyung-Hoon
Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos ha desencadenado la guerra comercial. Impone tarifas del 25% para el acero y del 10% para el aluminio. Una medida que entra en vigor este viernes.

Se trata de un golpe duro para la Unión Europea que ya ha anunciado medidas de represalia.

Apenas conocerse la noticia, Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, describía las tarifas como "proteccionismo, puro y duro". Mientras que la Comisaria de Comercio, Margot Malström, ha escrito que "esta no es la forma en que hacemos negocios". Por su parte, el jefe del grupo Popular europeo, Manfred Weber, ha enviado un tuit en el que puede leerse: "No aceptaremos esta decisión tan lamentable sin reaccionar".

La Unión europea ya ha anunciado que este viernes denunciará a Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio. Y también que va a imponer "medidas de reequilibrio", lo que significa la imposición de aranceles a productos típicamente estadounidenses como los vaqueros Levi´ s, las motos Harley Davidson o la crema de cacahuete.

Pero la situación crea una gran incertidumbre en muchos sectores, empezando por la siderurgia. "Tenemos que tomar medidas de salvaguardia para la UE porque estamos a las puertas de una guerra comercial", afirma Axel Eggert, Director de la Asociación Europea del Acero (EUROFER). "Tenemos que continuar las negociaciones con Estados Unidos. Eso tiene que hacerse a nivel político porque la Comisión Europea ha previsto medidas de reequilibrio, no se trata únicamente de salvaguardas".

La industria siderúrgica tiene un gran peso en el seno de la Unión Europea. Emplea directamente a 320.000 personas, produce 170 millones de toneladas de acero al año, cuenta con más de 500 plantas de producción, y Estados Unidos es el segundo destino después de Turquía. El año pasado se exportaron casi cinco millones de toneladas de acero.

Pero cabe recordar que en el mundo hay una sobreabundancia de acero, y que en parte se debe al exceso de producción en China. "Existe un problema mucho más amplio que la administración en Washington conoce y que es la distorsión que genera la economía china", explica el analista Peter Chase, del German Marshall Fund of the United States. "Y para abordar ese problema, Estados Unidos va a necesitar a la Unión Europea como aliada. Así pues, abrir un conflico con la Unión Europea cuando hay que hacer frente a un problema mucho más grande, es un error de estrategia".

La UE no quería una guerra comercial, pero también ha dejado claro que no se deja amedrentar.