Última hora

Última hora

Aymen Latrous, el otro héroe inmigrante, se salva de la expulsión

Leyendo ahora:

Aymen Latrous, el otro héroe inmigrante, se salva de la expulsión

Aymen Latrous
Tamaño de texto Aa Aa

Tras la mediatización del caso, el Ministro francés de Cohesión de los Territorios, Jacques Mézard, declaró este lunes que Aymen Latrous, inmigrante tunecino en situación irregular, no iba a ser expulsado.

La prefectura del Valle del Oise anunció que "había decidido hacer un balance de la situación de la persona interesada" y -añadió- "se notificará la derogación de la obligación de abandonar el territorio francés".

Dos situaciones idénticas con decisiones judiciales contradictorias

Las decisiones judiciales que se tomaron en su caso fueron duramente criticadas los últimos días a causa de la contradicción que existía entre el proceso de Aymen y el de Mamoudou Gassama, quien a pesar de haber ingresado a Francia ilegalmente, fue reconocido como héroe nacional la semana pasada después de escalar un edificio para salvar a un niño que estaba colgando. El vídeo del rescate se viralizó en las redes. Posteriormente, Emmanuel Macron se reunió con él y anunció que se le otorgaría la nacionalidad francesa y un trabajo como bombero.

En el caso de Aymen, no existía ningún vídeo que mostrara su acto de heroísmo. Su historia es más agridulce: hace dos años, también rescató a dos niños de un incendio, pero en enero de este año la prefectura del Valle del Oise rechazó su solicitud para obtener la ciudadanía francesa.

“Tenemos dos situaciones que son idénticas, sin embargo, las decisiones judiciales han sido completamente contradictorias”, afirmó la abogada de Aymen a Euronews, Philippine Parastatis.

“Le pido al presidente que nos reciba para que pueda explicarnos cómo reconocer los actos de valentía. ¿Debemos pensar que salvar a un bebé escalando un edificio es más heroico que enfrentarse a las llamas para salvar a dos niños? ¡Qué mala suerte que no se filmara!”, añadió la abogada, antes del comunicado emitido por el prefecto del Valle del Oise, anunciando que "había decidido proseguir con un re-examen de la situación del interesado”, después de que una empresa del departamento se comprometiera a contratar al joven con duración indeterminada y jornada completa.

El acto heroico de Aymen

Aymen y dos amigos caminaban por la tarde del 10 de abril de 2015, cuando escucharon a una mujer pidiendo ayuda, gritando “¡Mis hijos! ¡Mis hijos!”. Su cocina, en la primera planta de un piso ubicado en el Valle del Oise, al norte de Paris, estaba en llamas.

Sin detenerse para pensar, los tres amigos actuaron rápidamente. Ayman rescató a un bebé de 19 meses, su amigo Johnny alzó a Leo de cuatro años, y su compañero extinguió el fuego. Después abandonaron la escena discretamente.

“Acababa de llegar a Francia, así que tenía miedo de ser arrestado”, dijo Aymen a Euronews.

Pero la madre, muy agradecida, lanzó un llamado para encontrar a esos tres hombres y agradecerles personalmente. Fueron retribuidos con una medalla para premiar su “acto de valentía”, otorgada por el alcalde de la ciudad.

“Estaba feliz con la ceremonia en el ayuntamiento donde me dieron la medalla”, relató Aymen.

“Después de explicar mi situación al alcalde me preguntó si quería algo. Le dije que no. Me preguntó si tenía papeles (lo que lo convertiría en un inmigrante legal), le respondí que no y me prometió que iba a ayudarme”.

Una situación incierta

El alcalde apeló a las autoridades locales, avalando por el carácter de Aymen, pero el 30 de enero, su aplicación para convertirse en ciudadano francés fue rechazada y se le ordenó dejar el país.

Este lunes se informó que su caso sería reexaminado, aunque esta decisión no asegura el dictamen de la prefectura.

"Es una solución que es parcialmente satisfactoria. Mi cliente se encuentra todavía en una situación irregular. No tiene permiso de residencia y puede ser detenido en cualquier momento en caso de control", sostuvo Parastatis.

"Sigo solicitando que Emannuel Macron nos reciba ya que quisiera que me explique la razón por la cual el acto de Mamoudou Gassama puede ser reconocido con una nacionalización pero que en nuestro caso, no se reconoce el acto de valentía», añadió.

Para Aymen, “convertirse en un ciudadano francés sería un honor”, dijo a Euronews.

“Solo quiero trabajar y construir una vida aquí”, afirmó.