This content is not available in your region

20 años de prisión para los líderes del movimiento rifeño

Access to the comments Comentarios
Por Jaled Zeituni- EFE
euronews_icons_loading
ARCHIVO: El activista marroquí Nasser Zefzafi.
ARCHIVO: El activista marroquí Nasser Zefzafi.   -   Derechos de autor  REUTERS/Youssef Boudlal/File Photo

El Tribunal de Apelación de Casablanca condenó al líder de las protestas del Hirak, Naser Zefzafi, y a tres compañeros: Mustafá Ahamyik, Wasim al Bustati y Samir Ighir, a 20 años de prisión. Los acusados fueron condenados por atentar contra la seguridad del Estado marroquí,  rebelión y participación en protestas ilegales. Otras 49 personas recibieron penas de entre 15 años y 450 euros.

La sentencia llega tras un juicio de 9 meses. Para la defensa de los acusados, el estado marroquí ha fracasado en el respeto de los derechos humanos y las libertades individuales.

Con el fin de rechazar las duras condenas, cientos de personas se concentraron esta madrugada en Alhucemas (norte de Marruecos).

Otros grupos se congregaron en el barrio Sidi Abed, donde empezaron una marcha para denunciar las condenas que consideraron "injustas" y reclamaron la libertad de los detenidos.

Los jóvenes condenados impulsaron el movimiento popular 'Hirak' en 2016 en respuesta a la muerte de un pescadero que murió cuando intentaba recuperar pescado confiscado por la Policía. Este suceso fue el desencadenante de una ola de protestas sociales que se prolongaron durante 10 meses, que exigían justicia por la muerte del joven, y más empleo en la región del Rif, marcada por la pobreza.

Desde que se desataron las protestas, en Alhucemas y algunas ciudades vecinas está prohibido cualquier acto de protesta.

Lee: Marruecos reprime las protestas de Alhucemas

Las manifestaciones llevaron a las calles durante 10 meses a decenas de miles de personas logrando de hecho un gran apoyo en el resto de Marruecos.