Última hora

Última hora

Putin y Trump se reunen en Helsinki

Leyendo ahora:

Putin y Trump se reunen en Helsinki

Putin y Trump se reunen en Helsinki
Tamaño de texto Aa Aa

El establishment político ruso ve como algo muy positivo la reunión entre Donald Trump y Vladimir Putin en el Palacio Presidencial de Helsinki y está a la espera de reuniones futuras. Pero la invitación con la que Trump salió ayer sorprendió a muchos. Un político ruso publicó en su cuenta de twitter que esta invitación no estándar es un movimiento de Trump y que esa es su posición a pesar de lo que está sucediendo en los Estados Unidos. Eso es una prueba de que Trump tiene la intención de trabajar con Rusia sin importar lo que esté sucediendo en su país.

Otro politico ruso muy famoso, Konstantin Kosachev declaró ayer que desafortunadamente Trump está muy limitado por su país y eso podría influenciar el futuro de las relaciones de Rusia y EEUU: "Esta cumbre se escribirá en los libros sobre relaciones bilaterales e historia de la política internacional. Otra cuestión es que, mientras que hay aspectos negativos por el lado ruso sobre imponer los resultados de esta cumbre, en lo que respecta al lado estadounidense hay algunas tiranteces que no están conectadas con lo que presidente Trump quiera o no quiera implementar a nivel personal, sino que se debe a que su capacidad de implementar este acuerdo es, en mi opinión, bastante limitada".

El tema militar fueuno de los puntos más importantes en la agenda. El ministro de defensa ruso declaró que estaba preparado para comenzar la implementación de los acuerdos de la cumbre y que el embajador ruso en los EEUU llamará a cada puerta del Departamento de Estado y del Consejo Nacional de Seguridad estadounidenses para intentar comprender qué puede hacerse para implementar las ideas discutidas por los dos presidentes sobre el control de armas biológicas y las propuestas de Putin sobre trabajar juntos.

El hecho de que Trump dijera algún no en lugar de sí pareció no molestar mucho a los políticos rusos que piensan que es un movimiento político comprensible y no está entre lo más destacado en la agenda rusa.