Última hora

Última hora

¿Está Marruecos utilizando la inmigración como moneda de cambio con la UE?

Leyendo ahora:

¿Está Marruecos utilizando la inmigración como moneda de cambio con la UE?

Desembarco en la playa de Del Canuelo después de el Estrecho de Gibraltar.
@ Copyright :
REUTERS/Jon Nazca
Tamaño de texto Aa Aa

Situado a 14 kilómetros de la costa de Andalucía, Marruecos está en el punto de mira de las rutas migratorias del Mediterráneo después de que España superara a Italia como principal destino de entrada a Europa por mar. Algunos expertos sugieren que las autoridades marroquíes podrían estar poniendo sobre la mesa de negociaciones con la Unión Europea el control fronterizo.

Las cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) muestran que hubo más llegadas de inmigrantes a España por la ruta marroquí en junio y julio de este año que en todo el año 2016, mientras que los flujos desde las rutas del Mediterráneo central y oriental han disminuido.

"Es más difícil de afirmar con absoluta certeza, pero varios observadores de los que yo me fío sugieren que Marruecos, como ha hecho en el pasado, está utilizando [la inmigración] como parte de la negociación en temas muy sensibles como el acuerdo pesquero, o en la negociación de las ayudas que la UE va darle al país para gestionar estos flujos", dijo a Euronews Gonzalo Fanjul, de porCausa, una fundación española que investiga migraciones, pobreza y desigualdad.

¿Es Marruecos la nueva Libia?

Esta nueva tendencia de la inmigración del Mediterráneo, que se dirige a España y se aleja de Italia, se produce tras los cambios de Gobierno en ambos países. El populista Movimiento 5 Estrellas y el ultraderechista Lega gobiernan Italia en coalición tras vencer las elecciones de marzo con una campaña en contra de la inmigración ilegal en el país.

"Existe un sistema de vasos comunicantes: los inmigrantes que no pueden pasar por la ruta del Mediterráneo central intentan pasar por otras rutas desde Marruecos", afirma Maurizio Ambrosini, profesor en la Universidad de Milán sobre la conexión entre las distintas rutas del Mediterráneo.

Sin embargo, los expertos afirman que el perfil de las nacionalidades que actualmente llegan a través de Marruecos sugiere que no han sido desviados ni de Libia, ni de Turquía, rutas que han tenido flujos restringidos desde que hicieron acuerdos con la UE. Los datos muestran un fuerte aumento en el número de marroquíes que hicieron la travesía, de 963 en 2016 a 5.500 el año pasado.

Bruselas anunció el mes pasado que concedía a Marruecos y Túnez 55 millones de euros para "mejorar la gestión de las fronteras marítimas, salvar vidas en el mar y luchar contra los contrabandistas que operan en la región".

Estos recursos podrían no ser considerados suficientes por las autoridades marroquíes que están afrontando fuerte inestabilidad interna, como con las revueltas del Rif, indica la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

"Tradicionalmente, la fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en Marruecos aprietan o levantan la mano dependiendo de las circunstancias", añade Fanjul. "Uno de los elementos que hace pensar que este es un factor es que entre los flujos que están viniendo hay muchos marroquíes, y eso inmigrantes no son desplazados de Libia".

Frank McNamara, analista de políticas del Centro Europeo de Políticas, explica que el flujo migratorio hacia Libia podría haberse desviado e impactado en la ruta Marroquí. "Sin embargo, parece que el aumento [de inmigrantes en España] puede deberse simplemente a un incremento del número de marroquíes y a cierto 'politiqueo' por parte de los marroquíes", precisa.

McNamara indicó que los inmigrantes han sido utilizados durante mucho tiempo como "palanca" en las negociaciones entre algunos Estados africanos y sus homólogos europeos. "No me sorprendería que un estado disminuyera el control fronterizo, lo que puede resultar en ahogamientos", añadió.

La UE responde que los recursos son limitados

Mohamed Daadaoui, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Oklahoma City, explica que, si bien había habido acusaciones de chantaje marroquí, la historia no se limita a esto.

El aumento de inmigrantes podría ser una reacción a una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en diciembre de 2016 que decía que cualquier acuerdo comercial con la UE no debería aplicarse al Sáhara Occidental porque no puede considerarse parte de Marruecos.

"Sin embargo, también creo que los jóvenes marroquíes están demasiado ansiosos por asumir el riesgo de cruzar, dada la grave situación socioeconómica de Marruecos", agrega. "Sus perspectivas de empleo y empoderamiento económico no han mejorado, especialmente en el norte del país".

El movimiento de protesta en la región del Rif, predominantemente bereber, desde finales de 2016 ha "exacerbado la visión de la incapacidad del Estado para hacer frente a la gran variedad de necesidades socioeconómicas de la juventud marroquí", indica Daadaoui.

REUTERS/Youssef Boudlal
Manifestación contra la decisión de un juzgado de Marruecos de encarcelar a los activistas de Rif.REUTERS/Youssef Boudlal

En julio, Bruselas y Marruecos hicieron pública una declaración conjunta en la que afirmaban que habían alcanzando un nuevo acuerdo de pesca. Pero no se mencionó si se aplicaría al Sáhara Occidental.

Lee: España pide a la CE más ayuda frente a la creciente llegada de inmigrantes

Tove Ernst, portavoz de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía de la Comisión Europea, dijo a Euronews que son "plenamente conscientes de que las necesidades (de Marruecos) son mayores, pero los recursos del Fondo Fiduciario de la UE para el norte de África no son ilimitados".

"Esto seguirá siendo una prioridad para nosotros, y estamos dispuestos a reforzar el programa ya en otoño y de nuevo en 2019", concretó.

Euronews ha intentado contactar con el Ministerio del Exterior y el Ministerio del Interior de Marruecos sin respuesta.