Última hora

Última hora

Maas, primer ministro de Exteriores alemán que visita Auschwitz en 26 años

Leyendo ahora:

Maas, primer ministro de Exteriores alemán que visita Auschwitz en 26 años

Maas, primer ministro de Exteriores alemán que visita Auschwitz en 26 años
Tamaño de texto Aa Aa

No es un gesto fácil para un ministro de Exteriores alemán. Heiko Maas, que ya había visitado el campo de concentración nazi de Auschwitz siendo estudiante, ha querido volver como jefe de la diplomacia alemana.

En su discurso de investidura Maas ya dijo que no había entrado en política gracias a Willy Brandt "con todos los respetos. Tampoco entré en política por el movimiento pacifista o el mivimiento ecologista, entré en política por Auschwitz." comentó entones.

Maas definió Auschwitz como "el infierno sobre la tierra, una creación alemana de la que Alemania siempre será responsable".

"Es difícil de explicar, es el peor lugar del mundo. Y aquí debes decidir: o pierdes la fe en la humanidad o ganas la esperanza y la fuerza de defender la dignidad humana y de hacer algo por ella" comentó después de visitar las célebres cámaras de gas.

Maas firmó en el libro de visitas del museo que hoy es Auschwitz-Birkenau, donde se refirió de esa manera al antiguo campo nazi en la Polonia ocupada.

El jefe de la diplomacia alemana visitó Auschwitz antes de una reunión con su homólogo polaco, Jacek Czaputowicz, un encuentro que tuvo lugar en el monasterio franciscano en Harmeze (sur de Polonia), a cuya congregación pertenecía el fraile Maximiliano Koble, asesinado por los nazis en Auschwitz.

"Hemos elegido este lugar para mantener nuestro encuentro como una forma de expresar nuestro respeto y rendir homenaje a todas las víctimas polacas de los crímenes alemanes cometidos durante la II Guerra Mundial", dijo Czaputowicz.

Haas y su homólogo polaco Jacek Czaputowicz

Polonia y Alemania, complicadas relaciones de vecindad

"Sabemos que este lugar es un símbolo importante de la difícil historia que comparten nuestros países, pero también una prueba de la madurez que atraviesan las relaciones entre Polonia y Alemania", señaló por su parte el jefe de la diplomacia germana, quien afirmó que "los campos de concentración representan los párrafos más oscuros de la historia de Alemania".

"Nosotros asumimos la responsabilidad de las atrocidades que se llevaron a cabo durante la II Guerra Mundial contra polacos y judíos", aseguró Maas.

"Pero hoy Polonia no es solo un vecino, sino también un apreciado amigo y un importante socio en Europa", subrayó el ministro alemán, quien reconoció que ambos países aún tienen que abordar muchas cuestiones "difíciles" si quieren dar un impulso decidido a sus relaciones.

Entre esas cuestiones "difíciles" se encuentran las reparaciones por la contienda bélica, recordó Czaputowicz, quien explicó que en Polonia "existe un sentimiento de trato injusto, si se comparan las pérdidas sufridas durante la II Guerra Mundial y las compensaciones recibidas".

Czaputowicz detalló que ha aprovechado su encuentro con Maas para solicitar información sobre la entrevista que mantuvieron el pasado sábado la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladímir Putin.

Sobre esta cuestión, Czaputowicz reiteró la oposición polaca al gasoducto Nord Stream 2, que unirá Alemania y Rusia a través del mar Báltico, "una infraestructura perjudicial para Europa desde el punto de vista geopolítico, que además pone a Ucrania en una situación muy complicada", precisó.

El ministro alemán, quien dijo entender pero no compartir las reticencias de Varsovia sobre el Nord Stream 2, recalcó que este gasoducto "no supondrá una mayor dependencia en Europa del suministro de gas de Rusia".