Última hora

Última hora

Trump, acorralado por los casos judiciales de Cohen y Manafort

Leyendo ahora:

Trump, acorralado por los casos judiciales de Cohen y Manafort

Trump, acorralado por los casos judiciales de Cohen y Manafort
Tamaño de texto Aa Aa

Dos duros golpes judiciales dejan a Trump más cerca que nunca de ser sometido a un impeachment.

El primero, la confesión de su ex abogado, Michael Cohen, que se ha declarado culpable de ocho delitos, incluidos dos relacionados con la financiación de la campaña electoral, y ha confesado el pago, a petición de Trump, a dos examantes del presidente para comprar su silencio. El segundo, la condena de su exjefe de campaña Paul Manafort por ocho cargos de fraude fiscal y bancario.

Trump ha acusado a Cohen de inventar historias para rebajar su condena y ha bromeado: "Si alguien está buscando un buen abogado, le recomiendo que no cuente con sus servicios".

Por Manafort "y su maravillosa familia", dice sentirse muy mal. La justicia, ha entrecomillado, "tomó un caso fiscal de hace 12 años entre otras cosas, le presionó enormemente y, al contrario que Cohen, él se negó a inventar historias para lograr un acuerdo. Mucho respeto por este valiente".

Sobre los pagos para silenciar a dos mujeres con las que supuestamente mantuvo relaciones, Trump ha defendido que el dinero provenía de él y no de su campaña elecotral. Y asegura no estar nada preocupado por lo que pueda revelar su ex abogado.

¿Cómo se lleva a cabo un proceso de Impeachment?

En caso de llegar al Impeachment, un juicio político para destituir al Presidente, la votación a favor en la Cámara de Representantes sería sólo el principio del proceso. Luego se accionaría el llamado "juicio completo" en el Senado. Este juicio exige una mayoría de dos tercios de los senadores para obligar al presidente a dejar el cargo.

Nunca antes en Estados Unidos se ha llevado a término un proceso de destitución. El primer intento se produjo hace más de 150 años con el presidente Andrew Johnson, acusado de "altos crímenes y delitos menores" por llevar a los Estados separatistas del sur a la Unión.

Más de un siglo después, Bill Clinton fue acusado de perjurio y obstrucción a la justicia por sus escándalos sexuales. Pero ambos presidentes fueron absueltos por el Senado.

El último en estar a un paso del impeachment fue Richard Nixon, por el caso Watergate, pero lo evitó al dimitir antes del juicio.

El propio Donald Trump ya estuvo cerca de ser sometido a un impeachment el pasado noviembre. Seis diputados demócratas le acusaron de obstrucción a la justicia en las investigaciones por la connivencia con Rusia.