Última hora

Última hora

"Son láser de alta precisión", España se retracta sobre venta de bombas a Arabia Saudí

Leyendo ahora:

"Son láser de alta precisión", España se retracta sobre venta de bombas a Arabia Saudí

"Son láser de alta precisión", España se retracta sobre venta de bombas a Arabia Saudí
@ Copyright :
La Moncloa
Tamaño de texto Aa Aa

"El Gobierno sabe que lo que está vendiendo son láser de alta precisión y, por tanto, si son de alta precisión, no se van a equivocar matando a yemeníes".

Con estas palabras, la portavoz del Gobierno de España, Isabel Celaá, ha justificado la decisión del Ejecutivo de no frenar la venta de 400 bombas a Arabia Saudí, como había anunciado la ministra de Defensa, Margarita Robles, el pasado 3 de septiembre.

Precisamente, el Ministerio de Defensa propuso la revisión del contrato con el reino árabe, firmado por el anterior Gobierno en 2015, porque "pudieran implicar la utilización directa de este tipo de armamento contra población civil", como ocurrió en el ataque contra un autobús con niños en Yemen a primeros del pasado mes de agosto.

"Por las características de los misiles láser no parece que vayan orientadas a ese fin", ha insistido Robles este viernes durante la rueda de prensa después del Consejo de Ministras.

Según Amnistía Internacional, existen evidencias de que este tipo de bombas hayan causado la muerte de civiles durante el conflicto en Yemen.

"En un caso del 25 de agosto de 2017, documentado por Amnistía Internacional, una bomba guiada por láser tipo Paveway, fabricada por Raytheon, alcanzó unas viviendas civiles en la mayor ciudad de Yemen, Saná. Buthaina, una niña de cinco años, fue la única superviviente de su familia", señala la "Carta abierta al gobierno español sobre la suspensión de la venta de armas a Arabia Saudí".

El Grupo de Expertos sobre el Yemen de la ONU publicó un informe en 2018 en el que aseguraba que había indicios de que ataques con bombas Paveway, fabricadas en Reino Unido y Estados Unidos, habían causado la muerte de 84 civiles.

Bombas por trabajos

Arabia Saudí había pagado 9,2 millones de euros a España por el suministro de estas bombas y, de no cumplirse la entrega, había amenazado con cancelar un contrato para la construcción de cinco corbetas con la empresa naval española Navantia de la que dependían cerca de 6 mil puestos de trabajo en un astillero de Cádiz.

Lee: España suspende venta de bombas a Arabia Saudí por su implicación en Yemen

"Este Gobierno se alineaba con los intereses de los trabajadores de la Bahía de Cádiz, estaba con ellos, y por tanto, ninguna carga de trabajo para estos trabajadores estaba en riesgo", ha dicho la portavoz del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Los trabajadores del astillero pararon las movilizaciones en cuanto el ministro de Exteriores español, Josep Borrell, dio marcha atrás asegurando que no había "ninguna irregularidad" en el acuerdo sobre la venta de bombas con el reino saudí y que España las entregaría “para honrar los compromisos adquiridos”.

Defensa no tiene la autoridad final para parar este tipo de contratos. "Hubo una opinión que el Gobierno ha cerrado decidiendo el cumplimiento de ese Gobierno con Arabia Saudí", ha precisado Celaá.

Según datos oficiales España vendió a Arabia Saudí en 2017 unos 270 millones de euros en material militar, cantidad que se eleva hasta algo más de 900 millones si se cuenta desde 2015, cuando estalló el conflicto en Yemen.

España es el séptimo vendedor de armas del mundo con un 2,9% de las exportaciones mundiales, a un nivel similar al de Israel o Italia, según el Instituto Sipri de Estocolmo. Los principales compradores son Alemania, Reino Unido, Francia y la propia Arabia Saudí.