Última hora

Última hora

Alcalde de Cartagena exige consecuencias sobre el escándalo sexual de magistrados españoles

Leyendo ahora:

Alcalde de Cartagena exige consecuencias sobre el escándalo sexual de magistrados españoles

La ministra española de Justicia, Dolores Delgado, gesticula durante una se
@ Copyright :
REUTERS/Juan Medina
Tamaño de texto Aa Aa

El último escándalo en la operación de chantaje del comisario jubilado José Villarejo al Estado español ha traspasado el océano Atlántico, el alcalde de Cartagena de Indias, Pedrito Tomás Pereira, ha solicitado la extradición de los jueces y fiscales españoles que supuestamente salieron con menores durante una estancia en la ciudad colombiana.

Este hecho lo confiesa la ministra española de Justicia, Dolores Delgado, en unas conversaciones grabadas por Villarejo, mientras compartían una comida otros mandos policiales y el juez Baltasar Garzón en 2009.

En los audios, filtrados a la prensa española esta semana, Delgado cuenta que durante un viaje de trabajo en Cartagena de Indias fue testigo de cómo "el grupo de tíos del Supremo, de la Fiscalía General" compartían mesa en un local con unas menores de de edad. Según su relato, los magistrados se justificaron diciendo que eran "camareras del hotel".

"Por los medios de comunicación nos hemos enterado de una situación de abuso sexual por unos funcionarios españoles", comienza el vídeo en el que el alcalde de Cartagena pide a la Fiscalía General de Colombia que la supuesta acción de estos magistrados no quede impune.

“Cartagena no es un distrito destino de turismo sexual", señala. "Somos una ciudad heroica y como tal vamos a defender los derechos de nuestros niños, que son fundamentales, no vamos a permitir la explotación sexual infantil”.

En las grabaciones de la misma comida, además de los comentarios sobre el escándalo en Cartagena de Indias, se puede escuchar a Delgado referirse con la palabra "maricón" a su actual compañero en el gabinete de Pedro Sánchez, el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Unas declaraciones que han puesto la continuidad de Delgado en el Gobierno de España en el punto de mira.

"El policía de las cloacas"

Cuando Villarejo fue detenido el pasado noviembre por presuntos delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales, muchos políticos y empresarios se echaron a temblar.

El llamado "policía de las cloacas" tiene una amplia experiencia sacando trapos sucios. Según informaciones publicadas por El País, ha alardeado con sus compañeros de celda de que seguirá filtrando información comprometida si no sale de prisión antes de Navidad.

No es la primera vez que las filtraciones de Villarejo impactan en la vida política española. En julio, unas cintas de 2015 en las que Corinna zu Sayn-Wittgensteinaseguraba que el rey Juan Carlos I la usó como testaferro dieron pie auna investigación de la Fiscalía española Anticorrupción, ya archivada, y desgastaron la imagen del monarca emérito.

Lee: Los secretos de Juan Carlos I

Ante este último escándalo que salpica la administración de Pedro Sánchez, el presidente de España ha respondido a las amenazas de Villarejo: "No nos va a marcar la agenda un corrupto".