Última hora

Última hora

El FMI amplía su crédito a Argentina hasta 57.100 millones

Leyendo ahora:

El FMI amplía su crédito a Argentina hasta 57.100 millones

El FMI amplía su crédito a Argentina hasta 57.100 millones
@ Copyright :
Argentine Ministry of Finance/Handout via REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

Más dinero de rescate para Argentina. El Fondo Monetario Internacional ha pactado con Buenos Aires ampliar hasta 57.100 millones de dólares el crédito concedido al país en junio, así como proceder a un importante adelanto de fondos. Este acuerdo demuestra, según la directora del FMI, Christine Lagarde, la confianza del organismo en la gestión del gobierno de Macri.

"El fondo sigue plenamente decidido a ayudar a Argentina a superar los desafíos a los que se enfrenta. Este es el mayor programa que ha elaborado el FMI", resaltó Lagarde, que anunció el acuerdo desde Nueva York junto al ministro argentino de Economía, Nicolás Dujovne.

7.100 millones adicionales y un anticipo de 19.000 millones

El FMI ha aceptado ampliar en 7.100 millones de dólares el montante del crédito de 50.000 millones concedido a Argentina hace tres meses.

El nuevo pacto contempla también un anticipo de 19.000 millones, 8.000 de ellos este año y 11.000 en 2019. Otra de las novedades es que el fondo ha dado carta blanca al gobierno argentino para utilizar el dinero en lo que estime necesario, incluidos gastos sociales o inversión pública.

Alejado el peligro de impago, los problemas del Gobierno Macri están, sobre todo, a nivel interno. Necesita a los peronistas para aprobar el presupuesto del próximo año en el Congreso y la presión de la calle es cada vez mayor, como muestra la cuarta huelga general contra su gestión del martes pasado.

Cambio en la política monetaria para contener la inflación

La crisis económica sumada a la política de ajustes se han convertido en un cóctel explosivo. La inflación, que podría alcanzar este año el 42 %, es uno de los factores más peligrosos. Para controlarla, Buenos Aires ha anunciado un cambio en su política monetaria, que incluye una flotación libre del peso en el mercado cambiario dentro de una "zona" de cotización.

El Banco Central no intervendrán mientras el dólar cotice entre 34 y 44 pesos por unidad. Si el sube por encima de ese nivel, el BCRA venderá dólares y los pesos obtenidos no los reinyectará en el mercado. Si, en cambio, el peso se aprecia, comprará dólares para engrosar sus reservas internacionales.

Este cambio de régimen monetario está incluido en el acuerdo con el FMI anunciado en Nueva York.