Aumenta la pobreza en las calles argentinas

Una persona durmiendo en la calle en el distrito financiero de Buenos Aires
Una persona durmiendo en la calle en el distrito financiero de Buenos Aires Derechos de autor REUTERS/Marcos Brindicci
Por Euronews con EFE, Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

La pobreza en la población urbana del país sudamericano se situó en el 27,3 % durante el primer semestre de 2018, según indicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

PUBLICIDAD

La pobreza en la población urbana argentina durante el primer semestre de 2018 se situó en el 27,3 %, 1,6 puntos más de la tasa registrada en el anterior periodo, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Si bien desde el segundo semestre de 2016 los datos de pobreza registraron progresivas bajadas, el aumento de la tasa conocida este jueves está influida por la crisis económica que vive el país, principalmente por la abrupta caída del peso ante el dólar iniciada a finales de abril pasado y la alta inflación.

La estadística oficial señala que a finales de junio pasado se encontraban por debajo de la línea de pobreza 1,77 millones de hogares, lo que supone 7,58 millones de personas.

Asimismo, 344.009 hogares se encuentran, a su vez, bajo la línea de indigencia, lo que incluye a 1,35 millones de personas.

El informe difundido este jueves es el quinto sobre la pobreza que realiza el Indec tras la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia argentina.

Asimismo, el presidente argentino advirtió a los argentinos que los próximos meses serán dolorosos, ya que el gobierno se ha comprometido con la austeridad fiscal del FMI para salir de la crisis.

"Tenemos unos meses muy difíciles por delante. Sabíamos que no sería fácil. Estamos convencidos de que ésta era la única manera", dijo Macri al día siguiente del anuncio de un préstamo de 57.000 millones de dólares del FMI a Argentina.

Escuche el discurso íntegro del presidente Mauricio Macri:

El crecimiento de la pobreza en la primera mitad del año coincide con una aceleración en el índice de la inflación, que incide en forma directa en la valoración de la cesta básica de alimentos y servicios que se utiliza luego para medir la línea de indigencia y pobreza.

La economía argentina ha sido golpeada por la recesión tras una grave sequía que afectó a las exportaciones a principios de este año y a la caída del peso argentino, lo que motivó al gobierno a recurrir al Fondo Monetario Internacional para llegar a un acuerdo de financiación.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La inflación en Argentina bate récords y agobia a los consumidores

El FMI amplía su crédito a Argentina hasta 57.100 millones

El trueque, alternativa en Argentina ante la crisis económica