Última hora

Última hora

El pastor liberado y condenado por terrorismo abandona Turquía

Leyendo ahora:

El pastor liberado y condenado por terrorismo abandona Turquía

El pastor liberado y condenado por terrorismo abandona Turquía
Tamaño de texto Aa Aa

Un tribunal de Esmirna, en el oeste de Turquía, ha liberado este viernes al misionero estadounidense Andrew Brunson a la vez que le condenaba a 3 años de cárcel por "vínculos terroristas". El pastor va camino de Alemania, donde permanecerá dos días para pasar un exámen médico, antes de poner rumbo definitivamente a Estados Unidos.

La Fiscalía turca había propuesto liberar a Brunson, que estaba en arresto domiciliario desde julio pasado por problemas de salud, y permitirle abandonar el país. Su detención, bajo acusaciones de terrorismo, causó tensiones entre Ankara y Washington.

"Lo estamos diciendo desde el principio del caso", declaraba a la salida de la vista el abogado de Brunson, Ismail Cem Halavurt. "Esperábamos más, una decisión justa. Mi cliente ha sufrido, él es la víctima en este incidente. Turquía es otra víctima del caso. No había razón para que las relaciones entre Estados Unidos y Turquía fueran tan tensas. Vamos a apelar y vamos a utilizar todos nuestros derechos. Deseábamos que pudiera ser juzgado como un hombre libre, fuera de la cárcel".

En la cuarta sesión del juicio el fiscal rebajó los cargos contra Brunson, de pertenencia a dos organizaciones terroristas y espionaje -por los que había pedido anteriormente 35 años de prisión- a "colaboración con una organización terrorista sin ser miembro" y para lo que pidió entre 5 y 10 años de prisión, al tiempo que recomendaba dejarle en libertad.

El cambio en los planteamientos de la Fiscalía tiene lugar después de declaraciones de testigos que incriminaron al acusado pero que se retractaron o se enredaron en contradicciones.

Brunson se ha declarado en todo momento inocente de los cargos que se le imputan.

Los defensores de Brunson siempre han considerado absurda la acusación de colaborar a la vez con dos organizaciones ferozmente enemistadas entre ellos, el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) y la cofradía islamista del predicador exiliado Fethullah Gülen, al que Ankara atribuye el fallido golpe de Estado de 2016.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha tuiteado que sus oraciones están con el pastor y que espera que vuelva pronto al país.

Según cuentan medios como NBC, Estados Unidos habría llegado a un acuerdo en secreto con Ankara para rebajar la presión sobre la renqueante economía turca a cambio de la liberación de Brunson.