Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Holanda: 24 horas de misa durante un mes para salvar de la deportación a una familia

Holanda: 24 horas de misa durante un mes para salvar de la deportación a una familia
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La Iglesia Bethel de La Haya lleva activa desde el 26 de octubre, completando más de 700 horas seguidas para evitar la deportación de una familia de refugiados armenios. Las autoridades, de acuerdo con la ley holandesa, no pueden entrar a la iglesia mientras se realizan las oraciones.

La familia de refugiados

La familia Tamrazyan huyó de Armenia en 2009 por temor a su seguridad, debido al activismo político del padre. Durante los últimos tres años, la familia había residido en un centro local para solicitantes de asilo situado en el municiio de Katwijk y eran miembros de la iglesia Gereformeerde Kerk (GKV).

Pero a mediados de septiembre, fueron advertidos de la existencia de una orden de deportación en su contra, lo que dio lugar a una petición de ayuda. Una de las hijas, Hayarpi Tamrazyan, de 21 años, publicó un video en as redes sociales suplicando a varios políticos holandeses.

"Esta semana puedo ser expulsada de Holanda después de 9 años", dijo. "En nombre de mi hermano y mi hermana, les pido ayuda".

Refugio de la iglesia

GKV Katwijk dijo que la familia se refugió en los pasillos de la iglesia poco después, reconociendo que ya no se sentían seguros en el centro de asilo.

"Esperamos que la familia obtenga un permiso para permanecer en Holanda por dos razones", afirmaron desde GKV Katwijk en declaraciones a Euronews. El padre de familia tiene muchas posibilidades de ser asesinado en Armenia y los niños han estado viviendo en los Países Bajos durante nueve años y están arraigados aquí".

A pesar de que la iglesia proporcionaba refugio, la familia seguía en peligro de ser deportada por las autoridades holandesas, lo que llevó a la Iglesia Bethel de La Haya a intervenir para ayudar.

El pastor de la Iglesia Bethel, Axel Wicke, dijo que la iglesia dio la bienvenida a la familia Tamrazyan el 26 de octubre y que llevará a cabo oraciones "las 24 horas del día, día y noche", mientras continúa el caso de asilo.

Luego siguieron las oraciones continuas, con pastores voluntarios que emprendieron el relevo para mantener el servicio funcionando las 24 horas.

A lo largo del mes, miembros de la comunidad religiosa de los Países Bajos han estado publicando sus contribuciones y fotografías en los medios de comunicación social con el fin de concienciar sobre la difícil situación de la familia.

Wicke dijo que estaba "abrumado" por la respuesta y el apoyo enviados desde todas partes del mundo, y añadió que "mucha gente ya ha tenido suficiente con la demonización de las personas que huyen de la guerra y la opresión".

Hayarpi Tamrazyan se hizo eco del sentimiento de Wicke, twitteando su gratitud a todos los voluntarios que ya han participado.

Reacción

Ha habido una respuesta global a la iniciativa de la iglesia, tanto dentro como fuera de la comunidad religiosa, y el hashtag #KerkasielBethel ha sido ampliamente utilizado para mostrar su apoyo.

Un usuario, que visitó la iglesia, compartió su "hermosa" experiencia de ver a una comunidad "tratando de aliviar la miseria de una familia".

"Te conviertes en una mejor persona cuando entras", escribió.

Kelly Merks, una ciudadana estadounidense que vive en La Haya, dijo que asistió al servicio de 24 horas el domingo después de conocer el tema gracias a un amigo.

Describiendo un ambiente "cálido y acogedor" para Euronews, Merks dijo que iba de camino a una tienda local para ver si había algo de comida que pudiera donar a la familia.

"Nos recibió en la puerta un miembro de la comunidad de Bethel que nos dijo que tenían suficiente comida pero nos animó a entrar y visitar el servicio por un tiempo, así que lo hicimos".

Servicio continuo

La iglesia todavía necesita voluntarios para participar. Theo Hettema, el presidente del consejo general de los ministros protestantes, utilizó Facebook para hacer la llamada.

"El servicio tendrá probablemente que funcionar durante un tiempo", escribió, animando específicamente a los "noctámbulos" a que se pongan en contacto.