Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Bloqueados en Bosnia con temperaturas bajo cero

Bloqueados en Bosnia con temperaturas bajo cero
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Con el invierno a punto de llegar, se avecina una grave emergencia humanitaria en la frontera de Bosnia Herzegovina con Croacia. Miles de migrantes siguen bloqueados en su intento de entrar en la Unión Europea.

En Velika Kladusa cientos de ellos duermen al raso. Algunos se niegan a ser trasladados a los centros de acogida de emergencia. Prefieren quedarse cerca de la frontera para intentar cruzar ilegalmente hacia Croacia.

Preguntamos al alcalde de Bihac cómo se maneja esta situación. "En primer lugar, la llegada de aún más migrantes debe detenerse de inmediato. No dejan de llegar nuevos. Continúan llegando a la región fronteriza. Ola tras ola, los migrantes llegan a mi ciudad, Bihac. No tenemos la capacidad en nuestra comunidad para lidiar con ellos. Lo segundo que hay que hacer es trasladar el excedente de migrantes que se encuentra aquí a la Unión Europea o a otro lugar", defiende Suhret Fazlic.

Cuando se vayan acercando a la frontera croata, esta familia saldrá de la carretera para entrar en el bosque lleno de minas terrestres. El equipo local de rescate de montaña tuvo que acudir recientemente para una operación de emergencia. Durante la noche, un migrante se perdió en un campo minado. Ermin Lipovic y su equipo de Rescate de Montaña lograron rescatarlo ileso.

"Están utilizando estos peligrosos senderos de montaña porque están seguros de que no se encontrarán con nadie, ni con la policía ni con nadie, y por lo tanto tendrían una vía segura a Croacia. Realmente no entendemos por qué corren un riesgo tan grande para su propia vida", lamenta Lipovic.

¿Está surgiendo una nueva ruta migratoria? Lo cierto es que las cifras de ahora no son comparables a las de hace tres años. En 2015 un millón de personas logró entrar en Europa, la mayoría a través de Serbia. Este año, son solo alrededor de 21.000 personas las que intentan abrirse camino a través de Bosnia Herzegovina.