Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Dura caída del PSOE y fuerte ascenso de Vox en Andalucía

Dura caída del PSOE y fuerte ascenso de Vox en Andalucía
Derechos de autor
REUTERS/Marcelo del Pozo
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Con el 96% del voto escrutado, el PSOE obtiene 33 escaños, el PP 26, Ciudadanos 21, Adelante Andalucía 17 y Vox irrumpe por primera vez en un parlamento español con 12 escaños. La suma de escaños de los partidos de derecha adelanta a la de las formaciones de izquierda en las elecciones andaluzas.

El PSOE de Susana Díaz, que lleva gobernando esta región de forma interrumpida desde hace 36 años, se deja 14 escaños con respecto a las últimas elecciones de 2015. El PP pierde 7 escaños y Ciudadanos gana 13 escaños. La coalición de Podemos en Andalucía gana dos escaños y la extrema derecha se estrena con 12 escaños en el parlamento andaluz.

La candidata de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, ha felicitado a Vox por Twitter.

Ninguno de los partidos ha logrado la mayoría absoluta, que está en 55 escaños de los 109 diputados.

Con los resultados de estas elecciones, la gobernabilidad de Andalucía se anuncia bastante complicada.

Los colegios electorales cerraron a las 20.00 hora local, salvo en Sanlúcar de Barrameda donde el proceso comenzó con algo más de dos horas de retraso debido a que en algunas mesas faltaron papeletas del pequeño partido exologista Equo.

En el conjunto de Andalucía y dos horas antes del cierre de las urnas, la participación era del 46,33 % de los votantes registrados, con un claro descenso desde el 51,41 % a la misma hora en las elecciones regionales de hace tres años.

Unos comicios vistos en clave nacional

Estas elecciones son consideradas como un termómetro de la situación a escala nacional y muestran hasta qué punto se ha dividido el electorado de centro y derecha con la emergencia de los liberales de Ciudadanos y de Vox.

Los grandes partidos políticos españoles siguen muy de cerca las elecciones en Andalucía, ya que son vistas como un test de lo que puede pasar en un año con varias citas electorales.

La propia presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, afirmó en su último mitin de campaña que estos comicios son cruciales para levantar "un dique de contención de la derecha que se suma a la extrema derecha" en las próximas elecciones generales.

También el líder del Partido Popular (PP, centroderecha), Pablo Casado, que ha tenido una presencia continua en la campaña andaluza, ha insistido en que estas elecciones le sirven de "primera vuelta" de los comicios que están por venir a nivel nacional y además le ha permitido mostrarse como líder del partido, que preside desde julio de este año.

La agenda de la campaña también ha estado dominada por asuntos nacionales como la inmigración o el desafío independentista de Cataluña.

Los resultados de las elecciones andaluzas se miran con mucho interés en toda España por el peso político que tiene esta región de 8,3 millones de habitantes y por la peculiaridad de que es la única donde el partido socialista mantiene el poder desde hace 37 años.

Los analistas políticos coinciden en que ningún partido puede ganar en España si no tiene una importante implantación en Andalucía.