Última hora

Última hora

Los chalecos amarillos llaman a seguir luchando pese a la marcha atrás del Gobierno

Leyendo ahora:

Los chalecos amarillos llaman a seguir luchando pese a la marcha atrás del Gobierno

Los chalecos amarillos llaman a seguir luchando pese a la marcha atrás del Gobierno
Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno francés ha anunciado que suspende las medidas fiscales más polémicas durante seis meses, el control técnico de vehículos y la subida de los precios del gas, la electricidad y de los carburantes, para traer "calma y serenidad" en respuesta al movimiento de protesta de los "chalecos amarillos".

Así, en una declaración televisada, el primer ministro francés Edouard Philippe ha confirmado la suspensión temporal de la impopular alza de impuestos de los combustibles que han encendido la chispa a una oleada de protestas y disturbios que ha asediado todo el país en las últimas semanas.

"Está violencia debe parar", ha justificado Phillippe, quien ha afirmado que están buscando a los responsables de los episodios de violencia en la capital francesa. "El Estado es un garante de la paz, el orden público, ningún impuesto debe poner en peligro la unidad nacional", ha añadido.

El precio de la gasolina solo fue la gota que colmó el vaso deun fuerte descontento popular que ha dado a luz al movimiento de los "chalecos amarillos". Con el tiempo, las reivindicaciones se han extendido, y se han convertido en algo más amplio que va hasta "el cambio del sistema".

Las imágenes de batalla urbana a los pies del Arco del Triunfo del sábado pasado, con los agentes parapetados frente a una lluvia de proyectiles, han dado la vuelta al mundo y despertado la voz de alarma en el Gobierno francés que, acorralado, inició el lunes una intensa ronda de consultas con responsables de partidos políticos para tratar de frenar las manifestaciones. No ha podido sin embargo reunirse con los chalecos amarillos, que no han enviado ningún portavoz.

"Esta cólera, que viene de lejos y durante mucho tiempo ha estado muda, hoy se expresa con fuerza y de forma colectiva. Habría que estar sordo y ciego para no verla y escucharla", ha señalado el primer ministro, quien ha añadido que se abrirá un diálogo nacional para revisar por completo el sistema fiscal francés.

En las redes, los chalecos amarillos llaman a seguir la lucha

Sin embargo las primeras reacciones de los grupos de Facebook de los chalecos amarillos no presagian nada bueno para el Gobierno, informa la radio pública France Inter.

"Cortina de humo", "pitorreo"... También rechazan el concepto de moratoria: "¿Entonces hay que empezar el año que viene? Negativo" se puede leer en La France en Colère, un grupo con casi 300.000 personas.

Una de las quejas más repetidas es que Philippe no haya hablado de restablecer el ISF, el impuesto de solidaridad sobre la fortuna, que gravaba a los más ricos y se suprimió pocos meses después de la llegada de Macron al Elíseo, remplazado por un impuesto al patrimonio inmobiliario.

"Una moratoria de pacotilla que en seis meses, justo después de las elecciones europeas (como por casualidad) terminará.

En el grupo "Soy Chaleco Amarillo" se puede leer: "Quizás hemos ganado la batalla con la moratorio del impuesto al carbono sobre los carburantes, pero no la guerra. No damos nuestro brazo a torcer hasta que no hayamos recuperado nuestra dignidad y nuestro orgullo a través del poder adquisitivo".

Muchos, la gran mayoría, llaman a continuar las movilizaciones.

Lee | Rebelión de los chalecos amarillos: ¿Quiénes son y qué quieren?