Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Tony Blair sobre el Brexit: “No habrá salida sin acuerdo”

Tony Blair sobre el Brexit: “No habrá salida sin acuerdo”
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Darren McCaffrey (Euronews): Ha sido una semana dramática para la política en el Reino Unido. Con la primera ministra retrasando la votación sobre su acuerdo sobre el Brexit, afrontando una crisis de liderazgo, y suplicando a los líderes europeos que le den más seguridad sobre la frontera de Irlanda. La política británica sigue bloqueada. Mientras las exigencias de un nuevo referéndum crecen. Y una de las personas que llama a realizar una nueva consulta es el ex primer ministro Tony Blair, que hoy me acompaña.

En primer lugar, señor Blair, es justo decir que usted es un entusiasta de la Unión Europea, pero si miramos a Europa hoy, nos encontramos con una crisis de presupuesto en Italia, con un creciente problema en la percepción social de la inmigración y autoritarismos creciendo en el este de Europa. Mucha gente diría que Reino Unido quiere abandonar la UE cuando el barco está a punto de hundirse.

Tony Blair: Sabe, desde que estoy en política siempre ha habido crisis periódicas en Europa, y estas siempre se han utilizado por los euroescépticos para decir que el proyecto europeo se va a desintegrar. Nunca ocurre. Se saca adelante y se sacará adelante. Porque las razones para mantener Europa son muy fuertes, muy poderosas en un mundo que en los próximos años vas a estar dominado por gigantes. América, China y posiblemente India. Europa, y todos los países en Europa, necesitan estar juntos, necesitan mantenerse fuertes para proteger sus valores e intereses. Y esa es la razón de ser de Europa. La que, al final, superará todas eses crisis periódicas. Y tienen que prepararse para ello.

DM: Pero cuando miramos algunos de los problemas de los que se habla en Europa, Emmanuele Macron y Angela Merkel, por ejemplo, hablan de un ejército europeo. ¿Apoya usted esa idea?

TB: No, pero no hablan de una armada europea en el sentido de unificar a todos los soldados. Lo que quieren hacer es un sistema de cooperación en defensa. Empecé ese proceso con el presidente del Francia en el año 2000. Creo que la cooperación europea en defensa es un tema sensible. Esa es la razón por la cual -- por cierto, si se expulsa al Reino Unido de Europa, no habrá una defensa europea efectiva sin su participación -- Así que esta es otra de las razones por las que mi mensaje a los líderes europeos es que deben entender que el Brexit es malo sobre todo para Reino Unido, pero también para Europa. La debilitaría cuando necesita mantenerse fuerte.

  • Por un segundo referéndum

DM: Así que ha estado usted haciendo campaña por un segundo referéndum. Quiero decir, creo que es justo decir que ha presionar a otros líderes europeos. ¿Con quién ha hablado y cómo ha mandado ese mensaje?

TB: Bueno, no voy a decir con quién he hablado porque eso debe mantenerse en privado. Pero creo que es muy evidente. Lo que los líderes me decían cuando empecé esta conversación hace un año, es que otro referéndum es algo que nunca iba a ocurrir. Creo que el estado de ánimo ha cambiado en los últimos meses y la gente está diciendo: "¿realmente puede ocurrir?" Tengo que llevar a los líderes europeos al siguiente escenario, que es darse cuenta de que existe una posibilidad de que suceda. Y tienen que prepararse para ello. Porque un componente importante en cualquier nuevo referéndum es si Europa está preparada para tratar otras preocupaciones ajenas al asunto del Brexit, como la inmigración, preocupaciones de escala europea. Y creo que se puede poner sobre la mesa el tipo de acuerdo correcto, si se quiere, para que no se trate sólo de Gran Bretaña, sino de Europa, y aceptando, por ejemplo, que la libertad de circulación de personas en Europa tiene que funcionar de una manera justa y equitativa, sin rebajar los salarios y sin causar problemas a los países a nivel individual.

DM: ¿Pero no es ese el problema, que la gente aquí, en Gran Bretaña, equipara la libre circulación de personas con algo completamente diferente en el continente? Están más preocupados por la inmigración externa en Europa. Y, en segundo lugar, ¿Está usted hablando de reformar esa libertar de las personas de circular por Europa? Eso llevaría años, Europa no hace nada rápido. ¿Cómo va usted a convencer a la gente en Gran Bretaña para que se haga un referéndum, si ya hubo uno? ¿Europa está dispuesta a aceptar eso?

TB: Bueno, en primer lugar, creo que es cierto que la principal preocupación es la inmigración. Por cierto, en Gran Bretaña, por no hablar de Europa, preocupa la inmigración de fuera del continente, con franqueza, generalmente de países musulmanes que preocupan a la gente por problemas de seguridad. Pero la libertar de circulación es también un problema. Es un problema para Europa también. Es la razón de que, por ejemplo, algunos países europeos digan que, si emigras a otro país europeo y no encuentras trabajo en unos meses para mantenerte, serás repatriado. Esa es la razón por la que el presidente francés introdujo una campaña para crear un archivo de trabajadores en Europa, lo que le impide utilizar mano de obra migrante de otra parte de Europa para reducir los salarios locales. Así que no es cierto que esto no sea un problema para toda Europa. Creo que podrías armar un conjunto de medidas. Medidas que podrían implementarse muy rápidamente porque hay muchas cosas que puedes hacer incluso dentro del principio de libertad de movimiento.

  • Una solución rápida

DM: Pero sabemos que a Europa le lleva muchísimo tiempo ponerse de acuerdo con algo. Hacer que los 27 acuerden un referéndum sobre algo como los retoques del principio de libertad de movimiento parece casi imposible.

TB: No concuerdo con eso. Quiero decir, la directiva sobre desplazamiento de trabajadores salió adelante muy rápido. Así que creo que, si la gente quiere hacerlo, se puede hacer. Mire, tengo mucha experiencia en el Consejo Europeo así que sé cómo funciona Europa. Si está preguntando por un gran cambio que requerirá un referéndum en todos los países, entonces ese es otro problema.

DM: ¿Será suficiente para el público británico, que lo dejó claro? Y Theresa May basó su acuerdo en esto, de eso se trata- Jeremy Corbyn me dijo la semana pasada que la libertad de circulación de personas tal y como funciona no puede mantenerse.

TB: Sí pero aquí está la razón por la que es realmente importante aislar los problemas de Reino Unido de la libertad de movimiento. Porque una cosa que ocurre, por cierto, desde el referéndum, es que tenemos una idea clara de quienes son esos inmigrantes europeos. Y una vez empiezas a establecer diferentes categorías, te das cuenta, por ejemplo, de que necesitamos personas altamente cualificadas. Eso está aceptado. Necesitamos trabajadores temporales poco formados. Esto está aceptado. Necesitamos trabajadores en el sistema sanitario. Necesitamos estudiantes. Ahora está hablando de un grupo reducido de personas. Y, por cierto, lo irónico desde el referéndum, es que la inmigración europea se ha reducido, mientras la inmigración exterior ha aumentado. Así que todo esto es menos complicado de lo que la gente cree. Y es más fácil de tratar de lo que piensa la gente.

  • Tres alternativas, o un referéndum

DM: Como he dicho, en Gran Bretaña, estamos en una situación de bloqueo político. ¿Cree que puede existir la necesidad de un Gobierno de Unidad Nacional como el que hubo durante la Guerra?

TB: Es muy difícil ver cómo se podría formar un Gobierno de unidad Nacional con el liderazgo que existe en los dos partidos ahora. Creo que es una necesidad. Honestamente pienso que no es tan complicado como la gente cree. Y habla usted con alguien que fue miembro del parlamento durante 25 años y primer ministro 10. Es muy simple. Se tiene que encontrar una vía en el Parlamento, que sea lo suficientemente sencilla como para llevarse a cabo si el gobierno no está preparado. Donde se voten iterativamente las distintas opciones. Puedes tener el acuerdo de Theresa May. Puedes tener una opción noruega. O un acuerdo de libre comercio como el de Canadá. Se tiene que votar sobre estas tres opciones. Si no se está de acuerdo con alguna de estas opciones, se tiene que decidir si ir a un referéndum. Si no se va a un referéndum, se vuelve a una de las tres opciones. No es complicado. Lo que creo que es realmente extraño y equivocado por parte de Europa y de las personas en el Reino Unido, pasa todo este tiempo preocupado por la falta de acuerdo. No habrá falta de acuerdo a no ser que concurran una serie de accidentes en el Gobierno y el Parlamento que no puedo prever. Así que no digo que sea imposible. Pero, ¿por qué haría eso el Parlamento? Hay una mayoría contraria al no acuerdo. Decididamente preferirían un referéndum que una falta de acuerdo. Así que no creo que la falta de acuerdo sea la mayor preocupación. La preocupación es que terminemos con una especie de Brexit fallido, que francamente es este trato que está sobre la mesa en este momento.

DM: Tony Blair, muchísimas gracias por estar con nosotros. Gracias.