Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Amenaza tormenta sobre la presidencia rumana de la Unión Europea

Amenaza tormenta sobre la presidencia rumana de la Unión Europea
Derechos de autor
REUTERS/Yves Herman
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Rumanía asume la presidencia rotatoria de la Unión Europea el próximo enero. Oficialmente, su papel consiste en coordinar el calendario de reuniones. Pero es también una ocasión de oro para defender sus intereses y mejorar la imagen del país en el club comunitario.

Pero las tensiones entre Bruselas y Bucarest, debido a su polémica reforma en materia judicial, podrían echarla a perder. "Si el gobierno persiste e intenta a toda costa adoptar las nueva disposiciones para amnistiar a las personas acusadas de corrupción, ciertamente habrá tensiones, explica Ramona Coman, analista del Instituto de Estudios Europeos. "La Comisión ya le ha lanzado una advencia. Y si Rumanía persiste, seguirá el camino de Polonia y Hungría que tienen un conflicto abierto con la Comisión Europea sobre la cuestión de la independencia de la justicia ".

Cuando un país asume la presidencia de la UE, fija sus prioridades. Las de Rumanía parecen poco ambiciosas. Cita la migración o la política de vecindad. Pero incluso cuando habla de temas realmente importantes para el país, como la política de cohesión que permite invertir en el desarrollo de las regiones, lo hace de manera poco concreta.

"Rumania es un país que necesita más cohesión. Rumania sigue siendo uno de los países con los niveles de pobreza y exclusión más altos de Europa, junto con Bulgaria", explica Coman. "Dudo de que una presidencia pueda resolver un problema tan importante. Pero el gobierno tenía una oportunidad para reflexionar seriamente sobre sus prioridades, no sólo para ponerlas sobre el papel, sino para plantearlas de manera real, para fijar como objetivo el desarrollo socioeconómico del país".

Rumanía no podrá sin embargo escapar a la realidad europea, y durante su mandato va a tener que lidiar con algunas cuestiones candentes, como el Brexit. Y también con las elecciones europeas, previstas para el mes de mayo.