El presidente chino, Xi Jinping, no descarta usar la fuerza para controlar Taiwán

El presidente chino, Xi Jinping, no descarta usar la fuerza para controlar Taiwán
Por Juan Carlos De Santos Pascual
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El presidente chino Xi Jinping, no descarta usar la fuerza para controlar Taiwán. Así lo ha comunicado en su discurso de año nuevo.

PUBLICIDAD

China no descarta el uso de la fuerza para controlar Taiwán. Así lo ha comunicado el el presidente chino, Xi Jinping, en su discurso de año nuevo. Ha añadido que intentará la reunificación de forma pacífica. El mandatario piensa que la isla tiene un futuro brillante dentro del gigante asiático.

"Los chinos no deben luchar contra otros chinos. Estamos dispuestos a hacer todo lo posible, con la mayor sinceridad, por la reunificación pacífica de la Patria, porque es lo mejor para los compatriotas del otro lado del estrecho y para toda la nación. No descartaremos el uso de la fuerza y nos reservaremos adoptar cualquier medida necesaria. Me dirijo en este sentido a la intervención extranjera y a la actividades de un pequeño grupo de activistas independentistas y separatistas. No me dirijo en absoluto a los compatriotas de Taiwán", apunta Xi Jinping

Para Pekín,Taiwan sigue siendo una provincia a pesar de que de facto funciona como un país independiente desde que terminara la guerra civil china en 1949. Mientras la presidenta de Taiwan, Tsai Ing Wen ya le ha recordado al gigante asiático que la isla no aceptará la fórmula de un país con dos sistemas. Ha apuntado que China debe utilizar medios pacíficos para solucionar las diferencias con Taiwan y respetar sus valores democráticos. Ha añadido que las negociaciones se deben realizar de gobierno a gobierno.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Francia insta a China a utilizar su influencia con Rusia para promover la paz en Ucrania

La desaparición del vuelo MH370 sigue siendo un misterio una década después

China se blinda ante la prensa y elimina la rueda de prensa anual del primer ministro