Última hora

Última hora

El Sea-Watch 3 lleva dos semanas a la deriva sin puerto de destino

El Sea-Watch 3 lleva dos semanas a la deriva sin puerto de destino
Tamaño de texto Aa Aa

El buque de rescate humanitario alemán de inmigrates y refugiados Sea-Watch 3 lleva a bordo 32 personas a las que salvó el 22 de diciembre de una embarcación rudimentaria frente a las costas libias.

Con los suministros de agua y alimentos al límite han conseguido el aprovisionamiento de emergencia para poder mantenerse.

La Unión Europea no les permite atracar en ningún puerto.

Zarandeados por tormentas en pleno invierno con tres niñós que sufren contínuos mareos y cuatro adolescentes que viajan solos.

El capitán, Anne-Paul Lancel explica la situación: "En este momento todavía tenemos a nuestros huéspedes a bordo, llevamos dos semanas así y no hemos recibido respuesta a nuestra solicitud de un puerto seguro para llevarlos. Malta ha estado tratando de mantenernos alejados, lo más lejos posible de la costa. En este momento estamos muy cerca de hacer un cambio de tripulación y un poco de aprovisionamiento, pero creo que tan pronto como lo hagamos deberíamos desplazarnos de nuevo y mantener nuestra distancia de la isla. Estamos esperando, esperando un lugar para ir . Ojalá que Europa deje de lado sus dificultades y ayude a la nave y a la gente en primer lugar y luego continúe organizando sus negocios".

La tripulante Morana Dragova se encarga de la situación individual de los rescatados:"Se trata de personas traumatizadas y obviamente están en un estado vulnerable y frágil. Es difícil decir con qué gravedad. Cada día que pasa, es un día más de espera, incertidumbre e inestabilidad. No hay casos críticos, pero hay varios problemas ya y son difícil de manejar ".

El barco se encuentra ahora en aguas maltesas protegiéndose de las tormentas.

En un acto de desesperación, un inmigrante se tiró al agua el viernes, tratando de nadar hacia la orilla, pero fue rápidamente rescatado por la tripulación.

Achuil, inmigrante de Sudán del Sur sabe del sufrimiento de sus compañeros: Algunos de mis compañeros creen que van a morir porque no nos movemos de aquí. Ni siquiera saben si irán a Europa o tal vez les devolverán a su país. Así que todo el mundo está muy preocupado aquí.

Otro grupo humanitario alemán a bordo del Sea-Eye, también se encuentra en aguas de Malta con 17 personas rescatadas el 29 de diciembre a bordo de su barco.

Hasta junio del año pasado, Italia acogió a casi todos los migrantes rescatados por grupos humanitarios, pero desde entonces el nuevo ministro del Interior del gobierno de coalición populista, Matteo Salvini, quien lidera el partido de la Liga antiinmigrante, ha cerrado los puertos para rescatar a los barcos.

En los últimos meses, España y Malta acordaron acoger a algunos migrantes rescatados, pero a menudo no se prolongan las negociaciones con otros países de la UE. Como consecuencia, la mayoría de los grupos humanitarios han abandonado las operaciones de rescate marítimas.