Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Convivir con explosivos escondidos, la gran amenaza a los civiles en el este de Ucrania

Convivir con explosivos escondidos, la gran amenaza a los civiles en el este de Ucrania
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Euronew viaja al este de Ucrania, uno de los lugares más peligrosos del mundo para los civiles debido a las minas antipersona y a otros explosivos colocados durante el transcurso de la guerra. Allí veremos cómo los vecinos conviven con esta complicada situación.

  • El peligro diario de los explosivos escondidos

Lidyia Korolyova es de Donesk. Describe cómo vio un cable en un bosque cercano mientras recogía setas. Si lo hubiera activado sin darse cuenta, habría explotado y probablemente le habría costado la vida: "Así que brilló, es delgado como un pelo. Era un día soleado. Me dijeron que debíamos tener cuidado, que no debíamos caminar por aquí. Pero fui con los locales". Tragedias como esta no son raras en Ucrania, hasta 2014 de 1700 a 1900 personas, según distintas fuentes, han muerto o han resultado heridas a causa de explosivos residuales del conflicto entre Ucrania y los separatistas pro rusos.

Tanto en el frente como en los territorios que aún no han experimentado fuego directo, este silencioso peligro supone una amenaza para niños y adolescentes que salen a jugar y vecinos que recogen setas, leña, o trabajan el campo. Como Mykola Zadorozhniy, que pasó con su tractor sobre un explosivo: "Iba sembrando semillas de girasol y obviamente podía ver detrás de mí las huellas que dejaba mi tractor. Miré y vi un misil de 70 centímetros que yacía allí, que iba justo entre las orugas de la sembradora. Vinieron y le sacaron una foto al día siguiente".

Lidiya y otros residentes locales enumeraron a los expertos de The Halo Trust, una de las tres organizaciones internacionales sin ánimo de lucro que se ocupan de la limpieza humanitaria de minas en el este de Ucrania, todos los objetos sospechosos que vieron.

The Halo Trust el mayor de los operadores humanitarios en el este de Ucrania dedicado a la eliminación de minas. Junto con otras dos organizaciones -la Fundación Suiza para la Acción contra las Minas y el Grupo Danés de Desminado- trabaja bajo la aprobación del gobierno ucraniano y cuenta con el apoyo financiero de varios países de la Unión Europea: Alemania, Noruega, Finlandia, los Países Bajos, Bélgica, el Reino Unido, la República Checa y el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

  • Las fases para la detección y eliminación de explosivos

Maryna Lantukh es oficial de comunicaciones de The Halo Trust. Desde una explanada nos describe el terreno y explica las condiciones de trabajo: “Este es un buen lugar para ver el campo de minas. Allí se puede ver el búnker que se utiliza para la seguridad de nuestro personal. También un punto médico para atender a todo el equipo. Además, se puede ver el Case, el cargador frontal que estamos usando aquí para despejar el terreno."

El Case vehículo totalmente blindado con un operador en el interior, excava el suelo en las antiguas posiciones militares. Por razones de seguridad, nadie puede estar cerca cuando realiza su trabajo. Mientras nuestra cámara de 360 grados graba, nos escondemos en el búnker a 100 metros de distancia.

En la siguiente etapa de trabajo, el cargador frontal lleva el suelo a las áreas de inspección. Donde los operarios comprueban manualmente con detectores de metal la presencia de artefactos explosivos sin detonar o minas terrestres anti vehículo.

Cuando el detector emite un pitido, el operario aísla una señal, la marca e inicia la excavación de un elemento potencialmente peligroso. Si se encuentra algo, el equipo tiene que informar a las instituciones estatales responsables de su eliminación.

Estas son las armas encontradas en otro campo, ahora en la región de Lugansk, al este de Ucrania. Hace más de 3 años, 3.500 toneladas de munición explotaron en un Almacén local que se extendía a lo largo de 20 kilómetros, cobrándose vidas, dañando miles de casas privadas, edificios de varios pisos y otras infraestructuras.

En condiciones de viento penetrante y temperaturas bajo cero, el equipo de desminado está comprobando a mano una larga franja de tierra, centímetro por centímetro, buscando los explosivos sin detonar.

Cuando las señales emitidas por el detector UXO-head se marcan, los técnicos aíslan la zona con un pequeño y más sensible detector, después comienza un proceso de excavación. Una vez que la franja de tierra es segura, los trabajadores pasan a la siguiente franja de tierra. A esto le llaman el método lineal.

El detector emite un pitido que marca el lugar e inicia la excavación. Cada equipo, generalmente de unos 10-13 miembros, cubre hasta 40 metros cuadrados por día en Svatove utilizando este método de desminado.

  • Educación sobre explosivos para evitar situaciones de riesgo

Hay mucha variedad de artefactos explosivos y pueden estar bien escondidos -incluso en juguetes- eso hace que la marcación de los campos de minas pueda ser confusa. Explicar este y otros hechos sobre los restos explosivos de guerra a la población local es una forma más de salvar vidas. Los expertos de la Fundación Suiza para la Acción contra las Minas (FSD, por sus suglas en inglés) imparten una clase a los empleados de la gran empresa agrícola situada cerca de Mariúpol.

El FSD inició sus operaciones en Ucrania a principios de 2015 con una pequeña donación para la educación sobre el riesgo de las minas en las zonas afectadas por el conflicto en el este de Ucrania, que se llevó a cabo desde su cuartel general de operaciones en Slaviansk y contó con el apoyo de su sede administrativa en Kiev. Desde principios de 2017 cuenta con una sistema completo de detección de minas y eliminación de artefactos explosivos que trabaja en estrecha colaboración con las fuerzas de seguridad regionales para eliminar todos los riesgos de explosión de las zonas afectadas por el conflicto.

Petro Ziborov es el director regional director for Agrotis: "En los campos hemos encontrado munición y munición muy seria. Y por eso no es una pérdida de tiempo recordarles una vez más a los trabajadores lo que podría esperarles y que podría llevarles a pérdidas irreparables"

Los expertos creen que una vez termine el conflicto en Ucrania, el país necesitará por lo menos 15 años para limpiar todos los explosivos restantes. Se trata solo de una aproximación. Hasta ahora ninguna organización humanitaria puede operar directamente en el frente, o en territorios ocupados por los separatistas.

Nick Smart, director de The Halo Trust, nos cuenta la cantidad de terreno que queda sin inspeccionas: "Hemos identificado cerca de 15 millones de metros cuadrados, 15 kilómetros cuadrados de área bajo sospecha o área bajo sospecha de minas y hemos despejado 3 kilómetros cuadrados. Hay mucho más que aún no hemos visto o que no hemos tenido la oportunidad de identificar debido a la situación de seguridad - la mayor parte de este terreno sin inspeccionar está a lo largo de la línea de contacto".

Ukraine: Landmine clearance and mine risk education