Última hora

Última hora

La histórica ola de frío en EEUU, consecuencia del calentamiento global

La histórica ola de frío en EEUU, consecuencia del calentamiento global
Tamaño de texto Aa Aa

Estos días, con la brutal ola de frío que azota Estados Unidos con temperaturas polares, algunos, empezando por el presidente estadounidense Donald Trump, nos intentan convencer de que estos episodios ponen en duda la realidad del cambio climático.

Pues bien, muchos expertos, entre ellos los meteorólogos estatales de la NOAA estadounidense, explican que es, al contrario, una consecuencia del calentamiento del Ártico. Lo explican también desde la Organización Meteorológica Mundial. En su boletín del mes de enero titulado "Un mes de extremos", los meteorólogos de la ONU insisten en que el episodio que ha vivido Estados Unidos no echa por tierra el cambio climático.

"El Ártico se ha enfrentado a un calentamiento del doble de la media mundial. Una gran parte de la nieve y el hielo de la región se ha derretido. Esos cambios están afectando los patrones climáticos fuera del Ártico en el hemisferio norte. Una parte de las anomalías frías en las latitudes más bajas podría estar relacionada con los dramáticos cambios en el Ártico. Lo que sucede en los polos no se queda en los polos, sino que influye en las condiciones meteorológicas y climáticas de las latitudes más bajas, donde viven cientos de millones de personas", dice el secretario genera, de la OMM Petteri Taalas.

La cuenta de Twitter de la NOAA decidada al clima ha "troleado" al presidente Trump con un tuit en el que explican que las tormentas hivernales no prueban que el calentamiento global no sea una realidad.

Y enlanzan un artículo ¡Del año 2015! que explica con mucha claridad el fenómeno. Una de las consecuencias del calentamiento es que los océanos más cálidos envían más humedad a la atmósfera, provocando más precipitaciones... Y tormentas de nieve.

La NOAA muestra cómo se ha originado esta tormenta polar. El fenómeno del vórtice Polar no es nuevo.

NOAA
El vórtice polar es un área extensa de bajas presiones y aire frío que rodea los polos Sur y Norte de la Tierra. El término vortex se refiere al flujo, opuesto al de las agujas del reloj que mentiene el aire frío más cerca de los polos (izquierda). A menudo en invierno en el hemisferio norte el vórtice Polar se vuelve más inextable y se expande, mandando aire ártico frío sobre los Estados Unidos con la corriente de chorro. El vórtice no es nada nuevo, se cree que el término apareció por primera vez en 1853.NOAA

Sin embargo los científicos llevan tiempo advirtiendo que el rápido calentamiento del Ártico que se ha experimentado en los últimos años, está favoreciendo inviernos extremos en Estados Unidos.

La cuenta de Twitter de los investigadores de la Universidad de Santiago de Chile, Antartica.cl explica que el calentamiento global y en especial del Ártico, está favoreciendo que el vórtice polar sea más débil más a menudo.

Las temperaturas del año 2018 en el Ártico fueron excepcionalmente altas respecto a la media histórica. Y las cosas no tienen visos de mejorar. Según un estudio reciente, la amplificación ártica, que hace que el Polo Norte se caliente más rápido que el resto del planeta ha entrado en un círculo vicioso: la pérdida de hielo y el aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera la aceleran.

En el hermoso medio oeste, la sensación térmica está alcanzando -60 grados, la más fría jamás registrada. En los próximos días, se espera que se enfríe aún más. La gente no puede salir fuera ni unos minutos. ¿Qué demonios está pasando con el calentamiento global? ¡Por favor, regresa rápido, te necesitamos!

Expertos consultados por NBC News confirman que, pese a lo que publique Donald Trump en su Twitter, estos vaivenes meteorológicos (con Australia batiendo récords de calor al mismo tiempo) son, en efecto una prueba más de la realidad del cambio climático.

El científico estadounidense Peter Gleick bromeaba en Twitter, diciendo que la radio canadiense le había entrevistado y que en el oeste de Canadá, las temperaturas son casi 50º C superiores a las de Estados Unidos en estos momentos "quieren recuperar su invierno" decía.

Lee: 2018, el año del cambio climático en Europa