Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

¿Qué países europeos son los que más carne consumen?

¿Qué países europeos son los que más carne consumen?
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

En la Unión Europea (UE) el consumo medio per cápita de carne es el doble del promedio mundial. Además, la tendencia en el sector ganadero europeo es el aumento de su producción, así como de productos lácteos, según se puede leer en el último informe de Greenpeace llamado "Alimentando el Problema".

Apoyando su investigación, la ONG ambientalista recopila estudios científicos que advierten la relación entre el consumo de alimentos de origen animal con el cáncer, enfermedades del corazón, obesidad y diabetes. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado que hay "suficiente evidencia" que demuestra que el consumo de carne procesada aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal.

La ganadería industrial también es un problema de salud para el planeta, este sector contribuye en gran medida a la contaminación del agua y del aire, ya que según el informe, más del 80% de las emisiones de amoniaco agrícola de la UE y las emisiones de nitrógeno al agua están relacionadas con el ganado.

La contaminación "ganadera" sale cara al bloque europeo, su tratamiento cuesta hasta 320 mil millones de euros al año y aproximadamente 18 millones de personas están expuestas al consumo de agua potable con concentraciones de nitratos por encima de los niveles recomendados.

Los españoles son los segundos consumidores de carne en Europa, los terceros en producción de carne de ternera y cuartos, en producción de carne de porcino, ovino y caprino.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) establece que una ingesta de 20 gramos de carne al día es suficiente para el ser humano. Sin embargo, los españoles consumen "unos 257 gramos al día", apunta Greenpeace.

Ante este panorama, expertos recomiendan la "urgente reducción" de un 83% del consumo total.

Precios justos para una dieta saludable

En Occidente, se han viralizado diferentes campañas a través de las plataformas digitales para disminuir el consumo de carne, inclusive, artistas como Beyoncé ha ofrecido entradas gratis a sus conciertos para aquellos que decidan convertirse en veganos.

Este movimiento también ha sido acompañado por la proliferación de cadenas de alimentos orgánicos y ecológicos en toda Europa en los últimos años, sin embargo, para nadie es un secreto que los precios no son accesibles para todo el mundo, menos para aquellos que deseen cambiar radicalmente su dieta a 100% orgánico.

"Desde Greenpeace pedimos a los eurodiputados que voten por una política agrícola común, justa y verde para fomentar un modelo agroecológico que permita a las personas a tener acceso a alimentos que son saludables para nosotros y saludables para el planeta", dice en una entrevista a Euronews Luís Ferreirim, experto en la materia para Greenpeace.

Según cifras de Greenpeace, más del 70% de las tierras agrícolas de la UE no se destinan a la alimentación humana sino del ganado.

Las cifras muestran la deriva de la agricultura europea hacia un modelo destructivo (...) y lo más preocupante es que este modelo está siendo financiado con nuestro dinero a través de la Política Agrícola Común.
Luís Ferreirim
Ecopacifista y especialista en filosofía de la naturaleza y medio ambiente.

Para Ferreirim, la única manera de que los precios sean "justos" es trabajando en una política que apoye a los agricultores y sincere los precios de su trabajo, así las personas podrán también recibir una oferta razonable. Así mismo señala que el sector agrícola está organizado para presentar alimentos de origen animal "excesivamente baratos dejando a las personas de una manera casi involuntaria a acceder a alimentos insanos".

La Unión Europea deberá apostar por la agroecología, apunta Ferreirim, en una futura política común para fomentar un modelo saludable pero sobretodo sostenible.