Última hora

Última hora

Una misa de tres meses para evitar una deportación

Una misa de tres meses para evitar una deportación
Tamaño de texto Aa Aa

Una iglesia protestante de la ciudad de La Haya ha celebrado una de las misas más largas de la historia para evitar la deportación de una familia armenia. Duró 97 días.

Según la legislación holandesa, las autoridades no pueden irrumpir en una iglesia durante la celebración del oficio. Así que sacerdotes y ciudadanos se turnaron para rezar y evitar que la policía se llevara a la familia.

“Muchas de las personas que vinieron no eran creyentes, otras sí. Creo que fue sobretodo una cuestión de humanidad y caridad, de amor hacia el projimo, como suele decir la iglesia", explica Isolde Verburgt, una vecina. "Me uní a la iniciativa para defender a todos los niños que deberían recibir protección. Y creo que esa fue también la razón que llevó a otras personas a unirse".

Y funcionó. El gobierno acabó por conceder asilo a los cinco miembros de la familia armenia. Pero además va a reconsiderar las órdenes de expulsión que pesan sobre otros 700 menores.

La iglesia protestante defiende su acción. "Siempre le hemos dicho al gobierno que no queremos suplirlo: ellos tienen la responsabilidad y nosotros nos limitamos a cooperar y a reflexionar", explica Theo Hettema, presidente del Consejo de la Iglesia Protestante de La Haya. "Pero tenemos nuestros principios y tenemos el deber de cuidar a estas personas. Queremos ser serios al respecto y nunca dejaremos de hacerlo".

Las autoridades alegaba que la situación en Armenia permitía su retorno.Pero finalmente ha prevalecido el principio del arraigo ya que llevaban nueve años en el país.

Pero con las elecciones a la vuelta de la esquina, y después de este episodio, el gobierno holandés ha optado por endurecer los requisitos para acordar el asilo.