Última hora

Última hora

¿Cobraron menos las azafatas del MWC que medían por debajo del 1,75?

 Mobile World Congress. Barcelona, España. 25 de febrero, 2019.
Mobile World Congress. Barcelona, España. 25 de febrero, 2019. -
Derechos de autor
AP Photo/ Manu Fernandez
Tamaño de texto Aa Aa

"¿Quién dice que el tamaño no importa? Pues, en este caso, sí es un elemento a tener en cuenta, ya que las azafatas más altas de 1,75 metros cobran más que el resto de compañeras que están por debajo de este tamaño".

Este es uno de los enunciados más polémicos que recoge el sindicato español Unión General de Trabajadores de Cataluña (UGT) en un informe por el que la Inspección de Trabajo de la Generalitat ha abierto un expediente sobre posibles casos de discriminación, sexismo y trabajo precario durante el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona (MWC, por sus siglas en inglés).

Para trabajar en el mayor evento tecnológico del mundo, ciertos anuncios en Internet recogidos en portales de empleo por UGT planteaban los siguientes requisitos: tener una talla 36 o 38 y medir al menos 1.75 cm de altura.

"Cuando empezamos a ver las características que demandan para acceder al puesto de azafata o azafato, nos encontramos con ofertas que son sexistas y que son discriminatorias", explica a Euronews Núria Gigaldo, secretaria de Política Sindical de UGT, quién indica que decidieron llevar a cabo la investigación porque llevaban años advirtiendo irregularidades en las contrataciones del MWC y querían documentarlo.

"Nos hemos encontrado una oferta en concreto que dice que tienes que llevar falda corta, usar medias finas, llevar zapatos de tacón de como mínimo 5 centímetros, que debes ir maquillada y además, en esta oferta en concreto, hay una diferencia salarial en función de la altura", precisa, en referencia a un anuncio que encontraron en el portal Yobalia y luego fue retirado.

"Si mides 1,75, cobras 7,2 euros la hora, pero si mides por debajo de 1,75 cobras un euro menos", dice que detallaba el anuncio.

"No, esto no es verdad", asegura Claire Cranton, directora de relaciones con los medios de GSMA, la empresa organizadora del MWC en Barcelona. "Estamos comprometidos a asegurar buenas condiciones de trabajo para el personal temporal que empleamos".

Cranton señala que lo que esperan de su personal para este evento es que acuda con un atuendo adecuado al ámbito de los negocios. "El equipo anfitrión está provisto de un uniforme de pantalón o falda negra (hasta la rodilla) y blusa blanca con chaqueta negra y corbata/bufanda roja".

"Confiamos en que al personal empleado, a través de Fira de Barcelona, no se le pida que cumpla una serie de normas inaceptables para el empleo en el CMM Barcelona", indica. "No especificamos altura, peso, talla, etc. y sugerirlo es completamente falso".

Pau Mascort, senior project manager de la agencia de azafatas Tais, una de las encargadas de contratar para el MWC, aseguró a Euronews que los requisitos que les marcaron para las candidatas fueron idiomas, trato exquisito y muy buena imagen, pero que no impusieron ningunas características físicas en particular.

"La imagen es la capacidad de tratar al congresista, cómo le miras a los ojos", señala y añade que aunque su agencia no se centra en este ámbito, le parece lícito que otras demanden requisitos físicos como de altura o color de pelo.

"Es un tema que el año pasado se sacó mucho de contexto, parece que sea una novedad que el cliente pueda pedir un perfil determinado, si el cliente pide una chica de 1,75 cada perfil tiene una tarifa distinta", indica. "No es discriminación, estamos a disposición al cliente".

Emma Beswick, periodista de Euronews que estuvo cubriendo el MWC, señala que no percibió que un cierto "tipo" de persona había sido contratada para trabajar en los stands y que la mayoría parecían ser estudiantes o representantes de comunicación directamente de las compañías expositoras. "En todo caso, diría que había un poco más de mujeres que de hombres en los stands".

Lee | El Salón del Automóvil de Ginebra y las "azafatas florero"