Última hora

Última hora

La UE presiona a Rumanía por la corrupción

La UE presiona a Rumanía por la corrupción
Tamaño de texto Aa Aa

Aumentan las manifestaciones desde que el gobierno socialdemócrata intenta reformar la ley con tres decretos que permitan que varios altos cargos sean exonerados de los procesos en los que están encausados.

La Unión Europea presiona a Rumanía para que acabe con la impunidad de la corrupción

Las protestas se han extenduido a la propia judicatura y profesorado.

El profesor de Filología Emil Ionescu explicó a Euronews: "El poder político debe tener contacto con nosotros diálogo. ¡Y de esto no hay nada hasta ahora! No creo que esta sea la reacción correcta de parte del poder político".

La Comisión Europea expresó en reiteradas ocasiones su preocupación por la tolerancia del gobierno rumano con la corrupción

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, reiteró el mensaje de la UE al gobierno socialdemócrata de Bucarest: "Queremos asegurarnos de que no se abandone la lucha contra la corrupción, de que sigamos esta lucha porque es muy importante para el futuro de Rumanía. El problema para mí es que no hemos visto ningún progreso, hemos visto una negativa frontal, una refutación a la totalidad de los documentos de la Comisión por parte del gobierno rumano ".

Pero el partido del gobierno rechaza todas las críticas de Bruselas con tecnicismos legales. Según los socialdemócratas hay que mantener el decreto que ampara a los corruptos.

Así lo justifica Eugen Nicolicea, vicepresidente de la Cámara de Diputados: "Todos los que solicitan la revocación del decreto de emergencia son gente que no conoce la ley, no tienen ni idea. Si se retira algo que modificó otra ley, entonces se retiran los cambios introducidos por este decreto, no hay que hacerlo. No se restaura así la forma anterior de la ley".

Los analistas políticos dicen que el poder judicial rumano está en peligro de ser instrumentalizado y politizado por el gobierno. Y eso sucede por una razón, inserta en una ola autoritaria en toda Europa.

El profesor de ciencias políticas de la Escuela Nacional de Estudios Políticos y Administrativos de Bucarest, Cristian Pirvulescu, lo enmarca enuna tendencia de reacción europea:"Van en la misma dirección que en el caso de FIDES en Hungría o del partido gobernante en Polonia, lo que tratan es de cambiar Europa, la orientación de la Comisión, de la futura Comisión y del Parlamento. Quieren imponer estas ideas ilegales en los principales partidos europeos".

Rumania, al frente de la presidencia rotatoria de la UE, está clasificada por Transparencia Internacional como uno de los países más corruptos de la Unión Europea.

La Comisión Europea mantiene su sistema de justicia bajo un control especial mediante el Mecanismo de Cooperación y Verificación, vigente desde la integración europea de Rumania en 2007.