Última hora

Última hora

Un grupo disidente reivindica el asalto en la embajada norcoreana en Madrid

Un grupo disidente reivindica el asalto en la embajada norcoreana en Madrid
Tamaño de texto Aa Aa

Un grupo activista opositor norcoreno reivindica el asalto a la embajada de su país en Madrid, hace un mes. Su versión de los hechos, sin embargo, contradice el auto del juez encargado del caso.

El grupo Cheomilla Civil Defense asegura que no fue un ataque y que no se emplearon armas, que no hubo otros gobiernos involucrados y que no tuvo relación con la cumbre de Hanói, asegurando que respondieron a "una situación urgente en la embajada de Madrid". Pero el auto del juez habla de que los asaltantes emplearon "machetes, barras de hierro y armas de fuego simuladas". También de que los empleados de la legación diplomática fueron "golpeados violentamente" y atados.

Según la investigación, el presunto cabezilla, un mexicano, entró en la embajada norcoreana con una identidad falsa para reunirse con su máximo representante, el encargado de negocios So Yun-sok, y abrió el paso al resto de asaltantes. Se llevaron material informático.

Hace una semana, el Washington Post ya responsabilizaba del asalto a un "oscuro grupo que intenta derrocar a Kim Jong Un" y negaba la implicación de la CIA y del Gobierno de Estados Unidos.