Última hora

Última hora

Israel: elecciones con sabor a plebiscito para Netanyahu

Israel: elecciones con sabor a plebiscito para Netanyahu
Derechos de autor
Reuters / Ronen Zvulun
Tamaño de texto Aa Aa

Los israelíes comenzaron a votar la mañana de este martes 9 de abril en lo que se espera que sea una carrera reñida entre los candidatos que buscan formar una mayoría en el Knesset de 120 escaños.

Después de más de 13 años en el poder y a pesar de los múltiples escándalos de corrupción, los cuales niega, el primer ministro Benjamin Netanyahu podría ganar un quinto mandato sin precedentes.

Sin embargo, las encuestas finales de la campaña del viernes mostraron que Netanyahu, también conocido como "King Bibi", había quedado rezagado con respecto a su principal rival, el centrista Benny Gantz, aunque el aún mandatario conserva un camino más cómodo para mantener su gobierno.

El cierre de los colegios electorales está previsto para las 22 horas (hora local) pero el ganador podría no ser anunciado inmediatamente, ya que ningún partido ha obtenido una mayoría absoluta en el parlamento en la historia reciente de Israel.

Bibi y Benny Gantz cuello con cuello

El general Benny Gantz tiene varias ventajas en esta carrera electoral. Primero, es diez años más joven que su rival de 69 años.

Su reputación militar como ex paracaidista y jefe de estado mayor del Ejército israelí puede tranquilizar a los votantes preocupados por la seguridad del país, una zona en la que la derecha suele tener más confianza.

Sin embargo, aunque Gantz ha luchado en muchas batallas militares, es un novato en lo que se refiere a la política, especialmente en comparación con el veterano político Netanyahu.

La estrategia de Netanyahu para esta elección ha sido captar los votos de sus rivales ultranacionalistas, empujando su política y retórica hacia la derecha. El domingo, prometió anexar asentamientos judíos en la Cisjordania ocupada si ganaba las elecciones.

Vía Reuters / Nir Elias / Ariel Schalit
Una foto combinada muestra a Benny Gantz (izq.), líder de los partidos Azul y Blanco votando en un centro de votación en Rosh Ha'ayin y al Primer Ministro de Israel Benjamin Netanyahu votando en un centro de votación en Jerusalén durante las elecciones parlamentarias de Israel el 9 de abril de 2019.Vía Reuters / Nir Elias / Ariel Schalit

Además, el primer ministro llegó a un acuerdo con un partido de extrema derecha leal a la política del difunto rabino antiárabe Meir Kahane. Ante las críticas por su alianza con una entidad abiertamente racista, Netanyahu defendió el acuerdo como una forma de mejorar sus posibilidades de formar una coalición de gobierno de derecha dirigida por su partido Likud.

Aunque esta estrategia corre el riesgo de alienar a los votantes de derechas moderadas, Netanyahu puede confiar en el sistema electoral: ningún partido ha obtenido la mayoría de los escaños desde las primeras elecciones de Israel en 1949, por lo que la formación de coaliciones será esencial.

La construcción de coaliciones y la construcción de reyes

Netanyahu probablemente buscará una coalición con partidos ultranacionalistas y judíos ortodoxos.

Gantz, que encabeza el centrista Partido Azul y Blanco, probablemente ganará el apoyo de los partidos de centro-izquierda y de izquierda, pero las encuestas predicen que no logrará una mayoría gobernante en el parlamento.

Lee: El cebo electoral de Netanyahu: la anexión de parte de Cisjordania

Un político de extrema derecha, Moshe Feiglin, ha estado recibiendo un apoyo inesperadamente fuerte, según muestran las encuestas de opinión, con una plataforma libertaria que aboga por la legalización de la marihuana, las políticas de libre mercado y la anexión de la Cisjordania ocupada.

Reuters / Mohamad Torokman
Una vista sobre la barrera israelí de los edificios en Kfar Aqab en las afueras de Jerusalén, cerca de la ciudad de Ramallah en Cisjordania, el 7 de noviembre de 2017. Foto tomada el 7 de noviembre de 2017.Reuters / Mohamad Torokman

En la política israelí, un "gobierno de unidad" nunca puede ser descartado si el camino hacia una coalición dirigida por la derecha o la centroizquierda resulta difícil, a pesar de que Gantz se ha comprometido a no servir con Netanyahu.

Netanyahu dijo el lunes a una multitud de simpatizantes que "la única manera de cerrar la brecha y asegurar con certeza que el Likud formará el próximo gobierno es tener un gran Likud".

En palabras de Haaretz, el periódico nacional de Israel, la larga carrera política de Netanyahu se debe al hecho de que "los israelíes son como los fumadores que realmente quieren dejar de fumar, pero que creen que no pueden funcionar sin su dosis constante de nicotina".

Lee: Netanyahu niega las acusaciones y habla de una "caza de brujas"