Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Incendio en Notre Dame: Diez iglesias europeas que resurgieron de sus cenizas

Incendio en Notre Dame: Diez iglesias europeas que resurgieron de sus cenizas
Derechos de autor
Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

No es la primera vez que un templo de referencia cultural europea sucumbe ante las llamas, pero varios antecedentes al incendio de Notre Dame demuestran que es posible recuperar el edificio en todo su esplendor.

En París, han ya comenzado las obras para evaluar inmediatamente los daños y lanzar planes para reconstruir la querida Notre Dame de Francia después del devastador incendio.

Decenas de parisinos horrorizados presenciaron impotentes desde las orillas del río Sena el lunes por la noche cómo las llamas desgarraban el emblemático monumento de más de 800 años de antigüedad de la ciudad.

Un elemento básico de la arquitectura gótica y el hogar de obras de arte de valor incalculable, es quizás difícil imaginar cómo la catedral católica podría ser restaurada a su antigua gloria.

Pero hasta ahora ha sobrevivido a varias pruebas del tiempo, incluyendo una revolución, dos guerras mundiales y más.

No es la primera vez en la historia que un hito tan importante tiene que ser reconstruido: Euronews ha echado un vistazo a otras iglesias y catedrales de todo el continente que también han luchado contra la catástrofe.

1. Catedral de San Pablo - Londres, Reino Unido

La Catedral de San Pablo, uno de los monumentos más reconocidos del Reino Unido, no ha sido inmune al desastre.

La estructura original fue reducida a ruinas durante el Gran Incendio de Londres en 1666. Posteriormente fue reconstruida por Christopher Wren, uno de los arquitectos más famosos de Reino Unido.

Desde entonces, ha sobrevivido a varios desafíos históricos, incluyendo el Blitz, una incesante campaña de bombardeos alemanes entre 1940 y 1941 que arrasó varias zonas de la capital del Reino Unido.

2. Santa Maria Maior - Lisboa, Portugal

Santa Maria Maior o Sé de Lisboa, que significa simplemente "Catedral de Lisboa", ha sufrido múltiples terremotos desde su construcción en 1147.

Uno de estos terremotos catastróficos azotó la capital portuguesa en 1755, provocando incendios y un tsunami que devastó aún más la ciudad.

En los siglos posteriores, la catedral ha sido objeto de varias restauraciones, convirtiéndose en un conjunto de estilos históricos.

3. Dresden Frauenkirche - Dresde, Alemania

Las fuerzas aliadas del Reino Unido y Estados Unidos dirigieron una brutal campaña de bombardeos en la ciudad alemana de Dresde durante dos días en 1945, matando a decenas de miles de personas y reduciendo la ciudad a escombros.

El ataque ha seguido siendo controvertido en muchas opiniones, debido a la justificación de sus objetivos y a su calendario tan tardío durante la Segunda Guerra Mundial.

Las bombas incendiarias provocaron incendios devastadores y una gran cantidad de víctimas humanas - un prisionero de guerra británico, Víctor Gregg, que estaba detenido en Dresde, describió haber visto cómo las víctimas se convertían en "antorchas humanas" mientras "se aferraban a los cuerpos de los que estaban debajo".

"Los gritos de los que estaban siendo quemados vivos se sumaron a los gritos de los que aún no habían sido afectados", escribió en The Guardian.

La destruida Frauenkirche de Dresde o Iglesia de Nuestra Señora fue dejada inicialmente para que sirviera como monumento a los bombardeos, pero fue reconstruida después de la caída del muro de Berlín.

4. Iglesia de la Santa Cruz - Varsovia, Polonia

Otra víctima de la Segunda Guerra Mundial, los nazis casi destruyeron la capital polaca en una respuesta furiosa a un levantamiento liderado por la resistencia.

La iglesia de la Santa Cruz fue dañada durante el levantamiento, pero se convirtió en uno de los muchos edificios deliberadamente destruidos después por los alemanes - fue volada dos veces en 1944 y 1945.

Después de la reconstrucción, siguió siendo una de las iglesias más famosas de Varsovia, sirviendo como lugar de descanso del corazón del pianista polaco Frédéric François Chopin.

El cuerpo de Chopin fue enterrado en París.

Daniel Matysiak

5. Abadía de Monte Cassino - Monte Cassino, Italia

Esta abadía del siglo VI fue fundada por San Benito y se encuentra a 80 millas al sureste de Roma, en lo alto del Monte Cassino.

A lo largo de la historia ha enfrentado un desafío tras otro, incluyendo el abandono, las guerras, la revolución y un terremoto.

Pero su mayor desafío se produjo en 1944, cuando fue objeto de ataques de las fuerzas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Mientras que la Abadía misma fue destruida, muchos artefactos y tesoros de valor incalculable fueron reubicados en el Vaticano antes de la batalla, según el sitio web oficial.

Fue reconstruida posteriormente y sigue siendo una gran atracción turística.

6. Zagrebačka katedrala - Zagreb, Croacia

La catedral de la capital de Croacia es famosa por sus dos torres que dominan la ciudad, obra del arquitecto austriaco Hermann Bolle.

Pero no siempre tuvo esta estructura.

En 1242, la estructura original fue destruida en la invasión mongola de Europa, antes de ser reconstruida.

La ciudad fue rodeada más tarde por murallas fortificadas para protegerse de nuevas invasiones, pero, desafortunadamente, la destrucción llegó de otras maneras.

En el siglo XIX, un terremoto provocó el derrumbe parcial de la catedral de Zagreb, que requirió importantes obras de restauración.

Bolle intervino para ayudar en la reconstrucción y transformó el edificio en su aspecto actual.

7. Stephansdom - Viena, Austria

Conocida en inglés como la Catedral de San Esteban, esta estructura del siglo XIV fue construida sobre las ruinas de dos antiguas iglesias.

Escapó a la ruina durante la Segunda Guerra Mundial después de que un capitán alemán ignorara las órdenes de reducir la catedral a escombros, sin embargo, fue arrodillada en 1945 por una serie de incendios que se extendieron hacia la catedral y derrumbaron su techo.

La reconstrucción tomó varios años, con Stephansdom finalmente reabriendo a principios de la década de 1950.

8. Catedral de Cristo Salvador - Moscú, Rusia

Un gigante cristiano ortodoxo sentado a orillas del río Moskva, la actual Catedral de Cristo Salvador fue consagrada en el año 2000 - fue construida sobre las ruinas de su antiguo yo.

La estructura original fue construida durante el siglo XIX, pero en 1931 el líder soviético Joseph Stalin ordenó su destrucción para dar paso a la construcción de un palacio soviético.

Sin embargo, la construcción del nuevo palacio fue interrumpida por la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente nunca se terminó.

9. La Catedral de Canterbury - Canterbury, Reino Unido

La Catedral de Canterbury es una de las iglesias más famosas de Inglaterra, donde se encuentra el Arzobispo de Canterbury.

Sin embargo, también ha sufrido al menos tres incendios y múltiples reconstrucciones desde su fundación en el año 597.

Uno de esos incendios, según la historiadora Emma Wells, puede haber comenzado como resultado de una rivalidad entre los monjes de las catedrales de Canterbury y Durham, cada una de las cuales lucha por ser el lugar de culto más popular de Inglaterra.

Según Wells, el momento del incendio, poco después del asesinato de Santo Tomás Beckett, fue un poco demasiado perfecto.

Los daños causados por el incendio dieron paso a la construcción de una cripta para el santo asesinado, que sirvió de atracción turística.

10. La Catedral de León - León, España

En 1966 se produjo un incendio en la Catedral de León, en España, cuya arquitectura gótica de los siglos XIII y XIV, es similar a la de Notre Dame. El fuego también devastó el techo del templo. Su actual administrador, Mario González, ha dicho al periódico local Leonoticias que de aquel incendio se sacaron varias lecciones.

Una de ellas podría haber sido útil anoche en París mientras las llamas devoraban Notre Dame. González dice que el uso del agua para combatir el fuego "es contraproducente".

"En el caso de la Catedral de León se usó agua pero de una forma muy controlada y también se utilizó espuma, mucho más segura".

El agua, indica, "carga la piedra y el exceso de peso puede provocar la caída. Es mucho mejor intentar controlar el fuego con espuma. De otro modo el riesgo de acabar con el inmueble es tremendo. Para mí se ha vertido demasiada agua en la zona".

En León, también aprendieron algo importante a la hora de reconstruir el techo: "Nunca más se usó madera y en el caso de nuestra catedral se optó por una estructura metálica. También se sustituyó el pararrayos por el más moderno que hay en el mercado".