Liberada la ballena espía rusa aparecida en Noruega

Liberada la ballena espía rusa aparecida en Noruega
Tamaño de texto Aa Aa

Una ballena beluga con un ajustado arnés ha puesto en alerta a las autoridades noruegas, quienes creen que el animal pudo haber escapado de una instalación militar rusa.

A los pescadores de la pequeña aldea Inga que se la encontraron les sorprendió que la beluga blanca se comportara con tanta naturalidad ante la presencia de seres humanos, y lo más extraño, que en uno de los enganches del arnés se leyera, “Equipo de San Petersburgo”, en ruso.

"Había enganches (en el arnés) en la ballena, en donde se podía leer un texto ruso. Intentamos alcanzarlos y desabrocharlos. Mi colega y yo intentamos hacer esto durante bastante tiempo, pero no fuimos capaces. En cuanto los tocábamos, la ballena reaccionaba y se despegaba", explica Jørgen Wiig, biólogo marino e Inspector de la Dirección del Servicio Marítimo de Pesca de Noruega.

Según las autoridades, ni los biólogos noruegos ni sus colegas rusos equipan a las ballenas con arneses porque estos pueden causar daños al animal si los llevan mucho tiempo.

En la década de los 80, la marina rusa abrió un programa de investigación que buscaba entrenar mamíferos marinos como delfines y belugas con fines militares. La extraordinaria inteligencia de estos animales hace que sea posible entrenarlos para localizar objetos o explorar.

La duda ahora es si la ballena domesticada, una vez liberada del arnés, podrá sobrevivir y alimentarse por su cuenta. Algunas en cautiverio ruso lo logran pero otras no.