Cientos de mujeres vestidas con bunad, el traje nacional noruego, se reunieron para protestar contra el cierre de pequeños centros de parto en todo el país y pasearon por las calles de Oslo hasta llegar al Parlamento.
Leer artículo completo

Más sobre Noticias