Una República de Europa: la receta de 1 Europe de cara a las elecciones

Voggenhuber durante su entrevista con euronews
Voggenhuber durante su entrevista con euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Olvídate de los Estados Unidos de Europa: la visión de una parte de la izquierda ecológica para oponerse a los "nacionalistas y racistas" es la de una República de Europa, no construida por los estados-nación sino por las ciudades y regiones.

La propuesta procede de Austria y la presenta Johannes Voggenhuber, eurodiputado en el Parlamento Europeo hasta 2009, y que este año ya no se presenta en las filas de los Verdes, sino con un nuevo proyecto político llamado 1 Europa.

"El lema de nuestra campaña es resistencia y visión, resistencia y alternativa", dice Voggenhuber a Euronews. "Esta visión es una República de Europa formada por regiones fuertes, con una política de paz y de unión social comunes".

La lista está compuesta por seis mujeres y dos hombres. En su manifiesto, Voggenhuber pide una estricta separación de los poderes legislativo y ejecutivo, así como un mecanismo para redistribuir la riqueza entre regiones ricas y pobres. El objetivo: "superar la incapacidad de los Estados-nación para manejar el mundo del futuro" y los vetos cruzados que bloquean las decisiones más importantes en materia de seguridad social, solidaridad, justicia e inmigración.

El Consejo Europeo "Agujero negro de la democracia"

"Tengo la impresión de que necesitamos redefinir la democracia desde abajo", dijo Voggenhuber. "La separación de poderes es esencial para las democracias. El hecho de que los miembros del Consejo de la Unión Europea formen parte del ejecutivo cuando se suben al avión en Viena, y se conviertan en poder legislativo cuando se bajan del avión en Bruselas, constituye una grave violación de este principio. También lo es el hecho de que los debates legislativos del Consejo no sean públicos.

Su propuesta es transformar el Consejo en una Cámara de Estados, compuesta por representantes elegidos directamente en los distintos países y no por los jefes de gobierno. "El Consejo es el agujero negro de la democracia en Europa. Casi todas las crisis de la UE surgen de esta Europa intergubernamental, de este Consejo Europeo.

La campaña de Johannes Voggenhuber, de 68 años de edad, ha causado mucho debate en Austria.

Exportavoz de los Verdes hasta 1985, en el Parlamento Europeo de 1995 a 2009, en febrero anunció la escisión del partido ambientalista austríaco, que en su día fue el más votado en Europa, pero que en 2017 quedó fuera del Parlamento nacional.

Con el riesgo de que la dispersión de los votos impida que tanto los Verdes como 1 Europa alcancen el umbral del 5% necesario para desplazar el billete a Bruselas/Estrasburgo. Para ello, Voggenhuber pretende explícitamente recuperar los votos de los socialdemócratas, cada vez más debilitados, y de los decepcionados de los verdes.

Originario de Salzburgo, pionero del partido ecologista local, en 2004 llevó a los Verdes al histórico 12,9% en Europa, el segundo mejor resultado obtenido por la formación, pero en 2009 se eligió a su adversario en el partido Ulrike Lunacek y Viggenhuber paso a segundo plano en las jerarquías del partido.

Hoy se propone como la antítesis exacta del FPÖ, el Partido de la Libertad de Heinz Christian Strache, que espera una Europa de los Patriotas.

"Europa significa ir más allá del nacionalismo. No queremos destruir el Estado-nación, sino completarlo. Son las regiones, no los Estados nacionales, las que constituyen la verdadera diversidad de Europa".

REUTERS/Bernadett Szabo
Heinz-Christian Strache con Viktor Orban en Budapest el 6 de mayo de 2019REUTERS/Bernadett Szabo

Cómo superar el riesgo de que prolifere el egoísmo regional

El riesgo que teme el economista Laurent Davezies, en su libro Le Nouvel Egoïsme territorial, es el de una proliferación de pequeñas naciones que multipliquen comportamientos egoístas como el dumping social y fiscal. "Pequeñas naciones" como Cataluña, Escocia y las regiones del norte de Italia, o más bien los territorios ricos donde se han hecho reivindicaciones independentistas en los últimos veinte años.

Para evitar este escenario sombrío y el peligro de "desintegración regional", Voggenhuber propone reforzar no sólo el autogobierno de estas regiones, sino también el de todas demás las regiones y ciudades. El modelo es el del Tirol del Sur, "que no debe dejar Italia para gobernarse a sí misma". Todo esto en el contexto de "una Europa lo suficientemente fuerte como para tener regiones fuertes, contra el nacionalismo".

"Esto no significa renunciar a las regiones más débiles, sino todo lo contrario: pedimos una Europa en la que los ingresos se redistribuyan entre las regiones", según el modelo federal. Por eso queremos un referéndum europeo. Es posible tener regiones fuertes en Europa: debemos redescubrir la unidad en la diversidad.